El Ártico se cuece mientras Europa se congela

La invasión de aire muy frío en el continente está dejando imágenes propias del invierno. En Galicia las borrascas que llegan desde Norteamérica dejarán varios días de intensas precipitaciones


El tiempo vuelve a estar del revés en el hemisferio boreal. El calor se concentra en el polo norte y el frío en Europa. Tan llamativas están siendo las anomalías positivas en Groenlandia como las negativas en el continente europeo. El episodio de altas temperaturas que se está registrando en la isla que pertenece a Dinamarca ha elevado el termómetro hasta alcanzar valores de hasta veinte grados por encima de la media en el mes de mayo. Mientras tanto, en países como Francia la irrupción de aire frío de origen polar provoca que las mínimas caigan hasta los siete grados bajo cero en algunas regiones. Las intensas heladas han obligado a los agricultores franceses a plantar fuego en los campos para evitar dañar los cultivos. Entre otros muchos países como el Reino Unido o Italia se produjeron grandes nevadas.

De Estados Unidos a Galicia

El frío polar también ha invadido Norteamérica y Galicia está a punto de sufrir los efectos. El aire gélido se ha desplazado durante las últimas horas al océano Atlántico y ha alimentando la formación de borrascas que afectarán a la comunidad esta semana. La primera llegará hoy mismo. Un frente barrera de oeste a este con lluvias que serán más intensas durante las últimas horas de la jornada, cuando el viento del suroeste también soplará con fuerza, especialmente en las localidades costeras.

Mañana el sistema de bajas presiones se va a situar cerca de la costa gallega. Debido a la proximidad, el viento soplará con fuerza. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso de color amarillo en la costa y en la montaña de Lugo por rachas de viento superiores a los ochenta kilómetros por hora. Además, la borrasca erosiona la superficie oceánica y genera mar de fondo que impactará contra el litoral gallego. La Aemet ha activado un aviso naranja por olas que van a superar los cinco metros de altura.

El jueves una nueva borrasca descargará mucha precipitación en Galicia. El frente activo asociado cruzará la comunidad por la tarde y se esperan acumulaciones destacadas en el litoral oeste y en la costa norte. El viernes será otra jornada pasada por agua, sobre todo en la mitad sur, pero podría ser la última hasta nuevo aviso. Los modelos meteorológicos están apostando fuertemente a que la semana terminará con un reforzamiento de la influencia del anticiclón de las Azores. Ahora mismo no se descarta que a partir del domingo pueda producirse una irrupción importante de aire africano en la Península que elevaría el termómetro de forma notable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El Ártico se cuece mientras Europa se congela