El cambio climático podría disparar el número de velutinas y otras especies invasoras en España

El incremento progresivo de las temperaturas facilita la dispersión de especies exóticas que provocan problemas de salud y son «la segunda causa de pérdida de biodiversidad del planeta»


Madrid / Efe

El incremento de temperaturas provocado por el cambio climático traerá consigo «un previsible aumento de las especies invasoras» en España, han advertido varios expertos en un foro de debate ambiental celebrado este miércoles en Madrid.

El mosquito tigre, la cotorra argentina, el mejillón cebra, el camalote, la uña de gato, la avispa velutina y el cangrejo americano son algunas de las 300 especies invasoras presentes en la península ibérica que han protagonizado esta mesa redonda. Los expertos coinciden en señalar la prevención y la concienciación como «herramientas clave» para combatir un fenómeno que cuesta a la Unión Europea unos 12.000 millones de euros anuales.

Así lo ha recordado el profesor de la Universidad de Murcia y coordinador del proyecto Life Invasaqua, Francisco Oliva, quien ha matizado que «sólo en el caso de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el gasto en la lucha contra el mejillón cebra suma 25 millones de euros desde el año 2004» y el cierre de varias empresas.

Además del impacto económico, las especies invasoras causan problemas de salud y son «la segunda causa de pérdida de biodiversidad planetaria», ha apuntado el biólogo y coordinador de proyectos en SEO/BirdLife, Jorge Fernández Orueta.

En el caso de los ecosistemas insulares, las especies invasoras son «responsables del 80 % de las extinciones», ha añadido.

En Canarias y Baleares, las principales amenazas proceden, de acuerdo con sus datos, del gato asilvestrado y la rata negra, mientras que en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas en Galicia el problema es el visón americano.

Además, el incremento progresivo de temperaturas medias facilita la dispersión de especies exóticas como el mosquito tigre y la avispa asiática, que se han instalado ya en varias zonas de España incluido el País Vasco, como ha apuntado el vocal de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Unai Sánchez.

«A medida que se noten los efectos del cambio climático, llegarán otras especies invasoras», ha advertido Sánchez, quien ha reconocido que «no nos queda más remedio que convivir con ellas y gestionarlas de la mejor manera posible».

Los vectores de llegada de estas especies abarcan desde el mascotismo hasta los trasvases hidráulicos, pasando por el transporte de mercancías o la explotación comercial de determinados animales y plantas.

«En última instancia, se trata de un reflejo de la sociedad global en que vivimos», ha afirmado Fernández Orueta.

Los especialistas que han participado en el debate han destacado el hecho de que España suponga un «puerto de llegada para especies invasoras», a pesar de que estar situada «a la cabeza de los avances legislativos y la investigación en la materia».

El fallo está, a su juicio, en la aplicación incompleta de las medidas vigentes y en la «insuficiente coordinación entre las distintas autonomías», que son las encargadas de materializar la lucha contra este fenómeno.

«No se puede controlar una especie invasora en Cantabria y no tomar medidas similares en Asturias o País Vasco», ha ejemplificado Fernández Orueta.

Pero la responsabilidad «no es sólo de la administración», sino que «recae también en manos de las ONG, el mundo académico, las empresas y, en última instancia, la ciudadanía» ha recordado Oliva.

En este sentido, todos los expertos han reconocido «falta de conocimiento en la sociedad» de un problema sobre el que, si estuviese más concienciada, «demandaría una mejor gestión» y ella misma ayudaría a prevenir.

Galicia conoce a fondo a la velutina

m. p. v.
Nido de avispa asiática localizada en Ordes
Nido de avispa asiática localizada en Ordes

Pese a la difícil financiación, la ciencia gallega está en vanguardia de los estudios sobre la avispa asiática

Desde que en el año 2012 se detectaron en Galicia los dos primeros nidos de avispa asiática -uno en el Val Miñor y otro en A Mariña lucense-, el avance imparable de esta especie invasora la ha convertido en uno de los grandes objetos de estudio de la ciencia gallega. Pese a las dificultades para encontrar financiación suficiente y estable, en la comunidad se desarrollan algunas de las investigaciones más pioneras y que pueden generar más avances en la lucha contra la velutina.

Armas biológicas

Buscar un enemigo natural. Es una de las grandes líneas de investigación abiertas en la comunidad. Por ejemplo, Xulio Maside de la USC trabaja en la identificación de patógenos y parásitos ya presentes en el medio ambiente gallego, contra los que abejas y otros insectos ya estén inmunizados pero que puedan resultar letales para esta avispa llegada del extranjero. La búsqueda de biocidas no tóxicos que puedan enfermar y matar a la velutina es otra de las líneas en las que ya ha habido avances. Se han detectado sustancias que estos insectos ingieren e incluso portan hasta sus nidos, pudiendo infectarlos y resultando útil para el control poblacional de esta peligrosa especie.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cambio climático podría disparar el número de velutinas y otras especies invasoras en España