Sí, detrás de este calor está el vórtice polar

El potente ciclón Julia impulsa aire subtropical hacia Galicia. Hoy el termómetro comenzará a ascender en toda la comunidad.


A comienzos de febrero una masa de aire muy gélido invadió Canadá y el norte de Estados Unidos. Las temperaturas fueron extremadamente bajas. Esta situación, sin embargo, no sorprendió a los meteorólogos. Tras la rotura del vórtice polar a finales del 2018 se esperaban este tipo de irrupciones de frío procedente del Ártico. Después de aquello, la previsión a medio plazo apuntaba a que ese aire podría desplazarse hacia la costa este de Norteamérica y terminar formando potentes ciclones. Este otro pronóstico también se ha cumplido.

Durante los últimos días, la masa gélida ha ejercido como fuente de alimentación de una profunda borrasca que ahora mismo está situada en el Atlántico, con una presión muy baja tras haber sufrido un proceso de ciclogénesis explosiva. Ya ha sido bautizada como Julia por el servicio meteorológico de Portugal. 

Lo que no entraba en la ecuación es el gigantesco anticiclón que está tomando posición en Europa. No solo tiene una presión muy alta, sino que su área de influencia abarca todo el continente.El escudo anticiclónico ha terminado por impedir el paso a la borrasca y, dada la posición de ambos, se ha creado un corredor de aire cálido subtropical que provocará un notable ascenso de las temperaturas. Pero sí, detrás de esta situación primaveral en pleno invierno se encuentra la rotura del vórtice polar, que ha sido quien ha permitido el nacimiento de Julia. En este escenario lo habitual serían los temporales y frío polar en Europa. En lugar de ello, hay anomalías positivas de temperatura. A pesar de que la tecnología y la ciencia predicen cada vez con más acierto la evolución de la atmósfera, no hay que olvidar que se trata de una sistema caótico y aficionado a las sorpresas.

Polvo africano

Hoy el viento ya comenzará a soplar de componente sur en Galicia. Esto provocará el primer ascenso de las temperaturas máximas. El termómetro subirá hasta los veinte grados en las provincias de Ourense y Pontevedra y seguirá haciéndolo durante los próximos días. Además de tiempo seco y cálido, de cara al fin de semana se espera una entrada de polvo procedente del desierto del Sáhara. El episodio de calima ya está afectando al sur de la Península e irá ascendiendo hacia el norte a medida que avance la semana. Este fenómeno no solo genera un ambiente turbio, sino que puede provocar problemas respiratorios, irritación de las mucosas, obstrucción nasal, picor de ojos y tos.

Los modelos meteorológicos mantienen la influencia del anticiclón hasta nuevo aviso. No parece que vaya a llover en Galicia en todo lo que resta del mes de febrero. Puede guardar el chubasquero y aparcar el paraguas de momento, aunque no el abrigo. El ambiente de día se parece mucho a la primavera pero de noche las temperaturas mínimas y con cielo despejado aún siguen siendo invernales.

El ciclón Julia sobre el Atlántico
El ciclón Julia sobre el Atlántico

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Sí, detrás de este calor está el vórtice polar