La Nochebuena será seca en Galicia

Xavier Fonseca Blanco
xavier fonseca REDACCIÓN / LA VOZ

BIODIVERSA GALICIA

Xavier Fonseca

Una profunda borrasca afecta este martes a la comunidad con lluvias intensas y fuertes vientos

18 dic 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia está hoy en alerta por la presencia de una profunda borrasca que ocupa buena parte del Atlántico norte. Se trata de un ciclón explosivo que ha perdido mucha presión en poco tiempo. Durante el recorrido por el océano su presión mínima ha caído más de veinte milibares en 24 horas hasta situarse en torno a los 955, una cifra muy baja si se tiene en cuenta que la frontera entre un sistema de bajas y altas presiones asciende a 1.013 milibares.

La potente borrasca está situada al oeste de Irlanda y tiene asociado un frente muy activo, responsable de las lluvias intensas en Galicia
La potente borrasca está situada al oeste de Irlanda y tiene asociado un frente muy activo, responsable de las lluvias intensas en Galicia Meteogalicia

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado avisos en las provincias atlánticas, en la montaña de Ourense y en el norte de Lugo por rachas superiores a los 80 kilómetros por hora. MeteoGalicia sube a naranja el nivel de los avisos de viento en A Mariña y en la costa coruñesa por registros de hasta 100 kilómetros por hora. El frente asociado a la borrasca que avanza ahora mismo de oeste a este también descarga con fuerza en A Coruña y Pontevedra. En la costa coruñesa podrían acumularse, según la Aemet, hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas y 20 en solo sesenta minutos. Las precipitaciones del último mes y medio se están cebando con las localidades del oeste coruñés, como Lousame, donde se han recogido más de 1.100 litros por metro cuadrado. Hay además un aviso naranja en todo el litoral por olas superiores a los siete metros de altura.

El miércoles, cumpliendo con el guion atmosférico, llegará el aire frío que viene detrás del frente. Será el turno por tanto de los chaparrones, el granizo y las tormentas. Las precipitaciones van a caer en forma de nieve a partir de los 1.200 metros de altura. Descienden las temperaturas máximas y mínimas y el viento seguirá soplando con intervalos fuertes en las zonas altas y en todo el litoral.