Un foro mundial busca reducir los conflictos entre la pesca recreativa y la comercial

El Museo do Mar acoge un simposio que pretende desarrollar un código de buenas prácticas para los pescadores aficionados


Un foro, el primer simposio internacional sobre pesca marítima recreativa, ahondará en la necesidad de un mayor esfuerzo investigador para gestionar esta actividad, que se realiza por entretenimiento, deporte o afición, de una manera más eficiente, con el propósito de disminuir los conflictos con los pescadores comerciales y otros usuarios.

Este cónclave, que se celebrará mañana y pasado en el Museo do Mar de Galicia, pretende poner en común y analizar las iniciativas de investigación y gestión desarrolladas hasta la fecha en España y otras áreas europeas, así como identificar retos, sinergias y necesidades, aparte de elaborar conclusiones y proponer recomendaciones que contribuyan de algún modo a orientar futuras políticas en relación con la investigación y la gestión de la atractiva pesca marítima recreativa en España.

Los organizadores buscarán además, tal y como han informado, promover la construcción de un consorcio que pueda ofrecer soluciones a las necesidades identificadas en esta asamblea, así como fomentar tanto la comunicación como el intercambio de experiencias entre pescadores, científicos y administraciones de España y otras áreas europeas.

También desarrollar un código de buenas prácticas para la pesca marítima recreativa en España, contando para ello con la elaboración de un documento con las propuestas realizadas por diferentes sectores involucrados y grupos de interés, tales como pesca recreativa y comercial, oenegés, casas comerciales, administraciones públicas y universidades.

Las ponencias versarán, por tanto, sobre temas actuales de interés, han anunciado, y se habilitarán asimismo dinámicas especialmente diseñadas para fomentar la participación de los asistentes.

Figuran como ponentes en esta ambiciosa reunión investigadores de las diferentes instituciones implicadas en el desarrollo del proyecto Sicore para promover la sostenibilidad, así como invitados de otros centros de investigación. Todos ellos se cuentan entre los científicos más renombrados en esta materia a nivel internacional .

No en vano, en las costas de España practican la pesca recreativa aproximadamente 300.000 aficionados, que contribuyen notablemente al desarrollo de la economía por medio de las inversiones que realizan en su actividad.

Al mismo tiempo, la pesca marítima recreativa opera en España en un marco legal complejo y disperso, con múltiples administraciones involucradas en diferentes aspectos de la actividad y con solapamientos de usos en el medio marino con otros sectores.

El I Simposio Internacional sobre Pesca Marítima Recreativa Ismaref 2018 se organiza, para dar respuestas, en el marco del Proyecto Sicore, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Programa pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y de la Xunta de Galicia, por medio de la Dirección Xeral de Pesca e Mercados da Pesca.

Son socios del proyecto Sicore la Universidad de Santiago de Compostela (USC), el centro tecnológico AZTI, el centro de estudios avanzados de Blanes (CEAB), Fepdemar, la Universitat de Girona, el CSIC-Imedea, el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados y la Universidad de Murcia.

En Europa, han detallado, practican la pesca marina recreativa más de 10.000.000 de aficionados que generan un gasto para el desarrollo de la actividad de alrededor de 7.000 millones de euros anuales.

Mientras, en España se estima que hay 300.000 pescadores recreativos, que realizan un gasto directo aproximado de 217 millones de euros anuales.

Por estos motivos, la Política Pesquera Común (PPC) reconoce que “la pesca recreativa puede tener un impacto significativo en los recursos pesqueros y por ello los Estados Miembros (EM) deben asegurar que se realiza de forma compatible con los objetivos de la Política Pesquera Común (PPC)«.

Así, la Unión Europea ha comenzado a legislar la pesca marina recreativa de manera conjunta con la pesca comercial, y exige que los estados miembros recopilen datos sobre las capturas recreativas.

Son ya muchas las iniciativas brotadas a partir de ello, pero es necesario, ha señalado la organización, realizar un mayor esfuerzo investigador para gestionar la actividad de una manera más eficiente y disminuir los conflictos entre pescadores recreativos y comerciales y otros usuarios del medio marino.

Sin embargo, en España no existe una recogida sistemática de información sobre la pesca marina recreativa en materia de participación, esfuerzo, capturas, gastos y perfil social de los pescadores, tal y como propone el Working Group on Recreational Fisheries Surveys (WGRFS).

Y esto puede resultar un problema, han detallado estos promotores a Efe, pues si la Comisión Europea considera que España no está dando debido cumplimiento a sus obligaciones en materia de gestión sostenible de la pesca marina recreativa y de aportación de información, podría imponer sanciones económicas, entre ellas la imposibilidad de recibir fondos FEMP, tal y como se recoge en el artículo 8 del Reglamento 508 relativo al FEMP.

«El proyecto Sicore es la respuesta a esta necesidad y a esta obligación«, concluyen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un foro mundial busca reducir los conflictos entre la pesca recreativa y la comercial