Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Cómo cambiaron los tiempos

Ignacio Bermúdez de Castro
Ignacio Bermúdez de Castro PASOS SIN HUELLAS

RIBEIRA

31 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Leo con cierta estupefacción que tres veinteañeros fueron detenidos días atrás en Ribeira por agredir a tres policías locales, que necesitaron ser trasladados al hospital comarcal aquejados por varias heridas de diversa consideración. Incluso uno de los muchachos fue detenido cuando se dirigía a denunciar a los agentes de la autoridad. El mundo al revés.

Los jóvenes estaban participando en una fiesta en horario no permitido, alrededor de las 4 de la mañana, y al ser requeridos para que se identificaran la emprendieron a golpes contra los policías. ¿Quién es el culpable de que situaciones tan kafkianas ocurran? A mi entender, la falta de educación con que se han criado estos muchachos, a quienes, en numerosos casos, se les ha permitido casi de todo con tal de quitárselos de encima y que le fueran a dar la tabarra a otro.

Y también, es necesario recordarlo, por la relajación con la cual nuestras autoridades afrontan el problema del orden público. A mí que me expliquen cuál es el motivo por el que tres chicos de 20 años que debían ir de alcohol hasta las cejas han podido apalear a tres supuestamente fornidos policías. ¿No será que los agentes tienen instrucciones de tan solo intentar poner orden con su mera presencia? Todavía nos dura el complejo de haber sido un país que vivió una férrea dictadura en la cual la policía era identificada con el Régimen. De eso ha pasado casi medio siglo, con lo cual ya es tiempo de que reparemos en que nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado son tan demócratas como el que más y que sus miembros no pueden permitir ser agredidos sin defenderse por si les llaman fascistas.