Brazadas solidarias en aguas abiertas para visibilizar el daño cerebral adquirido

Ana Gerpe Varela
a. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

RIBEIRA

Arousa Man
Arousa Man

La cuarta edición de Arousa Man entre O Grove y Ribeira reunió a 39 nadadores

01 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la baja temperatura del agua como escollo, pero con un viento del norte que no dificultaba el avance por la ría, completaron ayer los 13 kilómetros que separan O Grove de la playa de Coroso, en Ribeira, los 39 nadadores que participaron en la cuarta edición de la travesía Arousa Man. Esta cita solidaria, nacida en el 2015 y que tiene lugar cada dos años, busca visibilizar la lucha de quienes sufren daño cerebral adquirido.

Por ello, como recordaba uno de sus impulsores, Juan Ramón Martínez, su lema es: «Nosotros cuatro horas, ellos toda la vida». El número máximo de integrantes era de 40, pero la organización recibió 70 solicitudes. Para determinar quienes podían participar se efectúa una selección previa, que sirve también para determinar la rapidez de cada uno de los nadadores.

Tres grupos

Dado que la travesía no tiene un carácter competitivo, lo que se persigue es que los integrantes avancen de forma más o menos conjunta. Para lograr esta uniformidad se establecen tres grupos. El denominado lento tomó la salida a las nueve de la mañana en aguas de O Grove, el intermedio lo hizo media hora después y el rápido, formado por cinco personas de las que cuatro iban sin traje de neopreno, lo hizo a las diez. Entre estos últimos también se encontraba el nadador olímpico Kimbo Vallejo.