Siete personas están relacionadas con el expolio del cañón de Corrubedo

RIBEIRA

Las contradicciones en sus relatos fueron clave en la investigación, que concluyó con la recuperación de la pieza

06 may 2021 . Actualizado a las 09:20 h.

La Guardia Civil, en un operativo conjunto llevado a cabo por el equipo territorial de Policía Judicial de Noia y la sección de patrimonio histórico de la Unidad Central Operativa (UCO), recuperó el cañón de bronce que había sido expoliado del mar de Corrubedo, tras haber investigado a siete personas, cinco hombres y dos mujeres, como presuntas autoras de un delito contra el patrimonio histórico. 

La investigación se inició tras conocerse la noticia del hallazgo casual de tres cañones aparentemente de bronce por parte de mariscadores de la zona el pasado 14 de abril y la desaparición de uno de ellos cuando, al día siguiente, autoridades de la Xunta de Galicia apoyadas por la Armada pudieron recuperar solo dos de las piezas localizados inicialmente, sospechándose que el tercero podría haber sido expoliado.

Las primeras actuaciones partieron de la existencia de un vídeo, realizado por los marineros, en el que aparecían las imágenes de ese tercer cañón. Este hecho, junto a las contradicciones del relato ofrecido por algunos de los investigados y la denuncia de la Xunta de Galicia, hizo posible que la Guardia Civil fuera identificando a quienes podrían haber participado en la desaparición de la pieza. Finalmente, el objeto fue entregado por algunos de los investigados en el puesto de Boiro y se cree que fue reflotado la misma noche de su localización.

La Guardia Civil sospecha que el expolio se debe al capricho personal de alguno de los investigados, al ver el cañón como un buen objeto de decoración. Más allá del valor que se podría obtener de la fundición del mismo, su mayor importancia radica en la valiosa información histórica y arqueológica que aporta, la cual se pierde cuando se extrae la pieza de su contexto y ubicación, dañando, muchas veces de manera irreversible, el yacimiento arqueológico subacuático en el que se encontraba.

 En coordinación con el Servicio de Arqueología de la Xunta, se decidió trasladar el cañón al Museo del Mar de Vigo, donde ya están los otros dos reflotados por la Armada, para su restauración.

Ruiz pedirá el regreso de los cañones hallados en Corrubedo

m. x. blanco

Los dos cañones de bronce hallados a unos cien metros de punta Espiñeirido, en el litoral de Corrubedo, y retirados del fondo del mar por personal de la Armada para el traslado a sus instalaciones en Ferrol, deben ser exhibidos en el futuro en Ribeira. Esa es al menos la opinión del alcalde, Manuel Ruiz, que confirmó que ya ha entablado contactos para el regreso de las piezas pertenecientes a un barco de la denominada Armada Invencible, una flota formada por más de un centenar de buques que participaron en una ofensiva que Felipe II dirigió contra Inglaterra a finales del siglo XVI.

Seguir leyendo