Recuperan dos cañones hundidos en punta Espiñeirido, en Corrubedo

A falta de que las piezas sean analizadas en profundidad, se estima que podrían ser del siglo XVI


Ribeira / La Voz

Un buen puñado de curiosos se reunieron este jueves en el puerto de Corrubedo, en Ribeira, para ver de cerca los dos cañones de bronce que miembros de la Armada y técnicos de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural y del Servizo de Gardacostas recuperaron del fondo del mar en el entorno de punta Espiñeirido.

A tierra llegaron solo dos, aunque bajo las aguas había tres en el momento en el que mariscadores de la cofradía de Aguiño descubrieron las piezas. Se teme que alguien haya desplazado la tercera para, posteriormente, ir a buscarla.

Durante la mañana ya comenzó el revuelo en la zona del puerto de Corrubedo, cuando hicieron acto de presencia buzos de la Armada con una zódiac para inspeccionar el fondo marino. La noticia corrió como la pólvora por la localidad y muchos quisieron ver el desembarco de unos cañones que, a la espera de ser analizados en profundidad, podrían datar del siglo XVI.

Los trabajos de recuperación no fueron sencillos. Una embarcación del Servizo de Gardacostas y otra de la Armada transportaron las piezas al puerto, cada una con un globo y navegando a muy pocos nudos para evitar que sufrieran daños.

Posible origen

Como apuntan desde la Consellería de Cultura, «as dúas pezas de bronce serán estudadas para determinar a súa antigüidade e procedencia». Tras una primera visual, por sus características, podrían pertenecer a finales del siglo XVI y formar parte de buques de la flota al mando del Adelantado de Castilla Martín de Padilla, a quien en el año 1596 se le ordenó dirigir una ofensiva contra Inglaterra.

Los navíos partieron desde Lisboa, Cádiz y Sevilla, pero más de una veintena de barcos se hundieron en aguas gallegas a causa de un temporal. De hecho, parte de la flota ya fue hallada en la costa de Fisterra.

Una casualidad

El hallazgo se produjo el martes por pura casualidad. Sergio García y José Luis Teira estaban mariscando en la zona y «foi buscando os chumbos que me caeran cando os atopei», relata Sergio. Él encontró dos cañones y José Luis el tercero. «Foi unha casualidade da vida e foi moi impactante, porque para nada agardaba atoparme con iso», asegura.

«Avisamos ao director do parque natural de Corrubedo e onte contactaron con nós para saber onde estaban», comenta García. Para él, supuso «unha grande alegría descubrir unhas pezas históricas. Dixeron que eran do século XVI e o arqueólogo contou que nunca vira un canón igual, por unha rareza na parte traseira. O normal, polo que dixo, é que teñan unha argolla, e estes teñen unha especie de gancho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Tags
Comentarios

Recuperan dos cañones hundidos en punta Espiñeirido, en Corrubedo