La supresión de líneas de bus deja en tierra a alumnos del instituto Número Un de Ribeira

La empresa concesionaria del servicio se compromete con la dirección del centro y con la AMPA a solucionar los problemas en el mínimo tiempo posible


Ribeira / La Voz

La eliminación de las líneas de autobús que conectaban Aguiño, Castiñeiras, Carreira, Corrubedo, Artes y Olveira directamente con el IES Número Un de Ribeira complica la asistencia de los alumnos a las clases. Los estudiantes tienen que hacer malabares para poder llegar a su hora al centro, ya que tienen que tomar dos buses para llegar a su destino y los horarios no están coordinados. De su parroquia cogen uno que los deja en Ribeira y luego deben tomar otro para llegar al instituto. Esta situación se repite al finalizar la jornada lectiva y se dan casos de jóvenes que no llegan a sus casas antes de las cuatro de la tarde.

Ante la falta de un carné escolar o de un convenio entre el Concello y la Xunta, los estudiantes tienen que abonar íntegramente el viaje. Esta semana, el alumnado de las parroquias ribeirenses que pudo hacer uso del transporte urbano hasta el instituto gastó seis euros diarios para poder asistir a clase. Los que no pudieron coger el autobús tuvieron que recurrir a sus padres o a conocidos para que los acercaran al centro.

El martes, la ANPA Caramecheiro envió un escrito a la empresa en el que relató todas las incidencias recogidas por la asociación: buses que no pasaron a su hora, que no pararon o casos en los que se cobró a alumnos que tienen derecho al transporte gratuito. La intención de los padres era conseguir que el servicio mejorase cuanto antes y la respuesta de la firma no se hizo esperar. Monbus convocó una reunión que se celebró ayer en el centro a la que asistieron representantes del instituto, de la asociación y de la compañía. En el encuentro se expusieron los problemas registrados por la dirección y por la entidad de progenitores.

Compatibilizar recorridos

Las sensaciones al finalizar el encuentro eran positivas. Así lo señalaron el director del IES Número Un, José Manuel Santiago, y la presidenta de la ANPA Caramecheiro, Paz González: «A predisposición do responsable da empresa é a de dar solución ás carencias que lle manifestamos». Monbus se comprometió a buscar soluciones a las incidencias presentadas por el centro y por la asociación de madres y padres.

«A empresa buscará a forma de compatibilizar as liñas. Nalgúns casos seguiranse facendo transbordos, sobre todo á hora de vir ao instituto», explica el director del IES Número Un. La presidenta de la AMPA cuenta que el representante de la firma señaló que los horarios y las rutas serán los primeros aspectos que van a cambiar, además de devolver a los estudiantes el importe que pagaron. «Confiamos en que a solución chegue o antes posible. Que se reforcen as liñas e que estean coordinadas para que os alumnos non perdan as conexións», indica González.

La dirección del IES Número Un lamenta que se hayan retomado las clases con estos problemas tras el cambio de la empresa concesionaria. «Non houbo comunicación previa e ao final derivouse nesta situación desagradable. Todos estamos desgustados polo servizo e esperamos que se cumpra o falado», sostiene Santiago.

La firma, a través de su representante, se comprometió también a proporcionar el servicio gratuito a los alumnos de bachillerato en los horarios de entrada y salida mientras no llegue al municipio la tarjeta Xente Nova impulsada por la Xunta.

La Consellería de Infraestructuras e Mobilidade afirma que está en contacto con el Concello y con el centro para atender los desajustes que se produzcan y corregirlos «de forma áxil».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La supresión de líneas de bus deja en tierra a alumnos del instituto Número Un de Ribeira