Hemeroteca: Salvados «in extremis» los trece marineros de un barco de Ribeira en llamas

El Quisindán se convirtió en una trampa mortal cuando estaba a la altura de Viana do Castelo


Realizaba la ruta entre Mauritania y Vigo cargado con 30.000 kilos de merluza cuando, a la altura de Viana do Castelo, el barco de Ribeira Quisindán empezó a arder y se convirtió en una trampa mortal para sus trece tripulantes. La mayoría estaban durmiendo cuando se originaron las llamas, que envolvieron el pesquero en una nube tóxica que dificultaba la respiración. Tras los primeros momentos de confusión, los marineros lograron saltar a las balsas, con la fortuna de que otro buque, el arrastrero Mañufe, se encontraba relativamente cerca y pudo rescatarlos.

Al día siguiente, los marineros del Quisindán se sobreponían de una situación que calificaban de angustiosa. Aseguraban que, al ver el barco en llamas, solo pensaron en «salvar o pelexo». Hacían las declaraciones desde el puerto de Vigo, mientras esperaban la llegada del buque, que estaban siendo remolcado. Tras su atraque comprobaron que, pese a la virulencia del incendio, se había salvado parte de la carga de merluza y la maquinaria del palangrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Salvados «in extremis» los trece marineros de un barco de Ribeira en llamas