Los restaurantes de Barbanza tiemblan ante el frío invierno de la nueva ola

Dueños de algunos negocios prevén reducir personal ante el descenso de comensales o en cerrar por la noche durante la semana debido a las escasas cenas que se sirven


ribeira / la voz

Tras un verano bajo la amenaza del covid que la mayoría de los dueños de restaurantes de Barbanza califican como mejor de lo esperado, el otoño los sume en las restricciones de la nueva ola y reduce a niveles de subsistencia su movimiento económico. Menos comensales, sobremesas más cortas y reservas para cenas en niveles mínimos han provocado una drástica caída del volumen de negocio y muchos temen que el invierno sea todavía peor.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Los restaurantes de Barbanza tiemblan ante el frío invierno de la nueva ola