Hemeroteca: Diez tripulantes del Anna R estuvieron más de cuatro meses abandonados en Ribeira

Dependían de los alimentos que les facilitaban Cruz Roja, Cáritas y los vecinos


Abandonados en un barco sin víveres. Así estaban hace 29 años los diez ghaneses que integraban la tripulación del Anna R, un mercante que había atracado en Ribeira procedente de Abiyán para realizar una descarga de atún. Finalizada la operación, la empresa armadora, con sede en Grecia, se desentendió de los marineros, que tuvieron que recurrir a la ayuda que le prestaban Cruz Roja, Cáritas, el Ayuntamiento, UGT y un nutrido grupo de vecinos que no dudaron en suministrarles provisiones.

Durante más de cuatro meses se prolongó el calvario para la tripulación de este barco, que había llegado a mediados de agosto. Primero se intentó su repatriación, pero cuando los trámites estaban avanzados, los africanos se negaron argumentando que no se irían hasta que no cobraran el dinero que la armadora les debía.

La segunda opción tuvo más éxito. El mercante, que mantenía una deuda con un banco griego, fue vendido y el comprador se desplazó desde Atenas para zanjar el problema, alcanzando un acuerdo con los tripulantes, que volvieron a casa a finales de diciembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Diez tripulantes del Anna R estuvieron más de cuatro meses abandonados en Ribeira