Hemeroteca: Un joven pastor fallecía accidentalmente en Corrubedo al disparársele la escopeta

El muchacho se apoyó en el arma para saltar una zanja cuando se disparó


Hace 87 años los ribeirenses se despertaban con la noticia de un trágico suceso que tenía como protagonista a uno de los vecinos más jóvenes de la parroquia de Corrubedo. Ramón Romay Martínez contaba con solo 13 años de edad cuando un desafortunado accidente acabaría con su vida. El muchacho trabajaba como pastor en el lugar de Teira y, como todos los días, había salido con un rebaño de ovejas a recorrer los prados para pastar.

Llevaba consigo una escopeta cargada y quiso saltar una zanja ayudándose del arma. La mala fortuna hizo que se disparara en ese momento y que un perdigonazo le alcanzase el pecho, hiriéndolo de muerte. De hecho, nada pudo hacerse por salvarle la vida y fallecía pocos minutos después en el mismo lugar del accidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Hemeroteca: Un joven pastor fallecía accidentalmente en Corrubedo al disparársele la escopeta