Hemeroteca: La muerte violenta de un joven deslucía las fiestas de Ribeira

Un pobrense de 21 años fallecía a consecuencia de tres navajazos


La muerte, a puñaladas, de un joven de 21 años ensombrecía las fiestas de Ribeira hace 32 años. La víctima, vecino de A Pobra, estaba con un par de amigos esperando el autobús en la confluencia de las avenidas de A Coruña y García Bayón cuando se vieron inmersos en una discusión con otros grupo de personas que se encontraban haciendo autoestop en el mismo lugar. Tres pinchazos con un estilete acabaron con la vida de Ángel Ramón Lijó Sanisidro.

Al día siguiente era detenido un joven de Palmeira de 17 años, que se declaraba culpable de este homicidio. Reconoció que había comprado el arma en las fiestas del Apóstol y que la había lanzado al mar en Coroso tras los hechos. También eran arrestados un primo suyo y un amigo, acusados de omisión de socorro.

Aquel año las fiestas de Ribeira concluían a golpe de martes, con la misa en honor de la Virgen del Carmen y la procesión marítima. Las orquestas París y Compostela animaban la verbena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: La muerte violenta de un joven deslucía las fiestas de Ribeira