La Xunta reforzó la inversión en la unidad de atención temprana ante su gran demanda

Un total de 110 pequeños barbanzanos reciben asistencia en el centro pobrense


Ribeira / la Voz

La Unidade de Atención Temperá de A Pobra recibió esta tarde la visita de la conselleira de Política Social, Fabiola García, quien destacó el importante trabajo que prestan los profesionales de este servicio a más de un centenar de pequeños pobrenses, ribeirenses y boirenses. Precisamente, la titular de la Xunta explicó que, ante la creciente demanda y el buen funcionamiento del centro, este año han reforzado una inversión que asciende a los 130.000 euros, un 37 % más que en el 2019. Y en el último lustro ha contado con una financiación de 385.000 euros.

Esta unidad, que forma parte de una red conformada por otros 30 centros, está destinada a prevenir cualquier posible trastorno en la infancia. García señaló que en las instalaciones de A Pobra están obteniendo muy buenos resultados. En total, los profesionales de dicho servicio atienden a 77 chicos y 33 chicas.

En la unidad pobrense -localizada en el Centro de Atención Integral á Discapacidade- a los usuarios, de edades comprendidas entre los 0 y los 6 años, se les facilitan herramientas para lograr un mayor grado de autonomía y que así puedan tener una mejor calidad de vida en el futuro.

Medidas sanitarias

Durante la visita, la ribeirense Fabiola García estuvo acompañada del responsable de la agrupación popular pobrense, Manuel Durán, así como del regidor de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro. La conselleira también comprobó la adaptación del centro a la nueva situación derivada de la crisis sanitaria del covid-19 y las medidas de higiene y seguridad implementadas. Además, Martínez también recogió las demandas y nuevas necesidades existentes.

La responsable de Política Social aprovechó para recordar el compromiso de la Xunta que, en colaboración con los distintos Concellos y la Asociación Galega de Atención Temperá (AGAT), ha apostado por extender este modelo de atención a la infancia a lo largo de toda Galicia, con el objetivo de prestar un servicio accesible a las familias sin importar donde residen.

Basada en una metodología preventiva, los pequeños reciben una atención individualizada por parte de logopedas, pedagogos y psicólogos. En la actualidad, los 31 centros gallegos atienden a usuarios de 129 municipios, cuando en el 2009 la cifra era de 15 concellos. Además, este año las ayudas a las familias se sitúan en dos millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta reforzó la inversión en la unidad de atención temprana ante su gran demanda