Nueva trampa en Ribeira: «No es una casualidad, parece que van a por los ciclistas»

Tras el reciente caso de O Facho, han vuelto a colocar obstáculos en el monte de A Cidade

;
Así es la trampa para ciclistas instalada en el monte de A Cidade en Ribeira Fue localizada este fin de semana por un aficionado. En el vídeo mostramos la bajada por un sendero hasta un salto que conduce a la trampa. El obstáculo consiste en una estructura de madera dada la vuelta con puntas afiladas

ribeira / la voz

Uno de los problemas recurrentes en la comarca parece estar recrudeciéndose este verano. El pasado mes volvían a saltar las alarmas entre aficionados al ciclismo por la instalación de una trampa en el monte ribeirense de O Facho, un punto que hasta entonces había estado libre de este tipo de acciones tan peligrosas como irresponsables. Este fin de semana ha vuelto a ocurrir lo mismo, también en Ribeira, pero en el monte de A Cidade.

Si en el caso de O Facho el obstáculo colocado se correspondió con el tronco de un árbol con afiladas ramas en el medio de un sendero, el último no se ha quedado atrás en su peligrosidad. El autor, o autores, empleó una estructura de madera que utilizan los propios ciclistas para sus saltos, solo que volteándola. «No es una casualidad, parece que van a por los ciclistas con trampas», explica Breixo Ventoso, quien localizó el punto este fin de semana.

Precisamente, el monte de A Cidade, en cuyo entorno se emplaza el mirador de A Pedra da Ra, se trata de una zona muy frecuentada por ciclistas, especialmente los fines de semana del verano, ya que a lo largo de este espacio se encuentran numerosos saltos para la práctica de este deporte.

Un problema habitual

Este paraje natural ribeirense no ha sido ajeno a la instalación de trampas durante el pasado, siendo uno de los espacios más afectados del municipio históricamente, al igual que en el monte de San Alberto. Asimismo, la Policía ya tuvo que vigilar ambas localizaciones en el 2017. Este nuevo caso ya ha sido puesto en conocimiento de las autoridades.

«Con la excepción de lo que ocurrió en O Facho, siempre es igual. Cada vez que llega el verano nos encontramos con este problema, además coincide siempre en los mismos períodos», anota Breixo Ventoso, para indicar que en su círculo no descartan que se trata de la misma persona o personas que hayan actuado en el pasado.

La trampa consiste en una estructura de madera que utilizan los ciclistas, a la que le han dado la vuelta con las estacas hacia arriba
La trampa consiste en una estructura de madera que utilizan los ciclistas, a la que le han dado la vuelta con las estacas hacia arriba

El ribeirense también precisa que la nueva trampa sigue el esquema de la anterior, a pesar de no haber sido preparada expresamente para su fin. Esta fue colocada justo después de una de las rampas que utilizan los deportistas para saltar y continuar el sinuoso sendero hasta encontrarla de frente, evidentemente, casi sin tiempo de reacción.

El peligro aumenta al tratarse de un punto conocido por parte de los aficionados y colectivos ciclistas, que mientras realizan el descenso pueden pensar confiados que los elementos que utilizan habitualmente no han sido alterados y encontrarse finalmente con el obstáculo y rocas.

Cartel arrancado

Justo al lado de la trampa, han aparecido los restos de un viejo cartel arrancado de uno de los árboles en el que se indicaba que la estructura de madera estaba destinada solo a ciclistas y en sentido descendente, con el mensaje: «Hay que respetar el trabajo de los demás».

El cartel que apareció tirado al lado de la trampa
El cartel que apareció tirado al lado de la trampa

No obstante, tanto Ventoso como Manuel Parada, otro vecino de Ribeira con gran experiencia en el ámbito del ciclismo de descenso, ya habían apuntado hace un mes que dudan que el problema se deba a un choque entre ciclistas y otros colectivos presentes en los bosques del municipio, como motoristas, cazadores o senderistas.

Trampas para ciclistas: «Unha ou dúas veces ao ano aparecen cousas deste tipo»

M. Gómez
Foto de archivo de un accidente provocado por una trampa en la bajada del monte de A Cidade
Foto de archivo de un accidente provocado por una trampa en la bajada del monte de A Cidade

La presencia de obstáculos en medio de senderos es puntual, pero no infrecuente

La aparición de unos troncos en medio de un sendero utilizado por ciclistas en el monte ribeirense de O Facho ha reabierto la polémica sobre una práctica que, aunque puntual, no es infrecuente en la comarca, y quienes conocen bien los circuitos abiertos en distintos puntos de la zona coinciden en una cosa: «Quen coloca este tipo de trampas nos camiños é xente allea ao deporte, que segue pensando que o monte ten que estar blindado».

Lo más habitual es encontrarse en plena bajada por el monte con troncos, ramas o piedras cortando el paso, incluso agujeros en el suelo, que pueden tener consecuencias fatales para los deportistas: «É moi perigoso. Quen fai iso quere provocar un dano, porque hai sitios polos que baixas moi rápido e non che dá tempo a nada», explica el presidente de la peña rianxeira Castro Barbudo, que reconoce que en la zona de Rianxo y Boiro que ellos frecuentan nunca han tenido ningún percance causado por trampas: «Intentamos non molestar e non facer mal e nunca tivemos problemas. Si temos atopado cousas, pero non colocadas a propósito».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Nueva trampa en Ribeira: «No es una casualidad, parece que van a por los ciclistas»