Cofradías de pescadores convertidas en capitanías

Los enroles de cientos de marineros y los despachos de decenas de barcos dependen en Arousa norte de los pósitos por la falta de personal en las oficinas de la Administración estatal

Edificio de Capitanía Marítima en Ribeira
Edificio de Capitanía Marítima en Ribeira

ribeira / la voz

En pie de guerra están las cofradías de Arousa norte, convertidas en capitanías a raíz de la crisis del covid-19 y para las que la denominada nueva normalidad ha supuesto un suma y sigue en una función que no les corresponde, pero que parece darse por hecho que deben seguir prestando. A la indignación se unen los armadores, que han visto como trámites cotidianos e imprescindibles, como despachar un barco o enrolar a los tripulantes, se ha convertido en una gestión burocrática cuya realización puede demorarse en algunos casos hasta una semana. En la práctica, eso supone dejar en el dique seco a embarcación y marineros.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Cofradías de pescadores convertidas en capitanías