Ribeira abandera la instalación de cabinas de desinfección corporal en edificios públicos

El Concello adquirió tres estructuras que toman la temperatura y liberan una solución inocua para mantener a raya al coronavirus


ribeira / la voz

Existe una nueva realidad a la que debemos amoldarnos y los departamentos de ingeniería de las empresas están respondiendo con agilidad para buscar líneas alternativas de negocio destinadas a combatir el covid-19. Bajo este marco nace Lycrasalud, una firma que forma parte de la compañía vilagarciana de instalaciones eléctricas Imelfa. La empresa ha desarrollado unas cabinas de desinfección que van a estrenarse en Ribeira. La primera fue colocada ayer en la casa consistorial y está previsto que hoy comience a funcionar. En breve llegarán otras dos, que se instalarán en edificios públicos, el mercado será uno de ellos.

Un representante de la firma señalaba ayer que el Concello ribeirense se coloca como pionero de la gestión de la crisis sanitaria y lo cierto es que la cabina de Ribeira servirá de escaparate. Otros ayuntamientos, como Boiro o Porto do Son, se han interesado por verla en funcionamiento, así como algunos locales de hostelería e supermercados.

En tres segundos

La cabina, de 2,37 metros de alto, 1,80 de largo y 1,20 de ancho proporciona una desinfección corporal integral en tres segundos, que es el tiempo que deberá permanecer dentro quien acuda allí donde se instale para entrar con plenas garantías para él y para los demás.

Son tres pasos los que hay que seguir en este espacio de contacto cero. La estructura cuenta en el acceso con un termómetro, al que solo hay que acercar la frente para obtener la temperatura. Dispone de una alarma, que avisa si se superan los 37,5 grados.

El siguiente proceso es la desinfección de manos, con un dispensador de gel hidroalcohólico que se activa por inducción. Por último, solo queda meterse dentro de la cabina donde unas micropartículas liberan una solución desinfectante inocua, creando así lo que técnicamente se denomina atmósfera saturada.

Agilizar protocolos

La ventaja de la estructura, apuntan desde la compañía que la ha desarrollado, es que agiliza los protocolos de acceso a espacios públicos. Evita, además, tener que destinar personal específico para tomar la temperatura a los usuarios.

Otra de sus ventajas es que funciona con total autonomía. Para accionarla basta con pulsar tres interruptores y lo único que debe vigilarse es que los dos depósitos que contiene, con el gel y la solución desinfectante, están llenos. En cuanto a su coste, ronda los siete mil euros.

El equipo de ingenieros que la diseñó tardó algo más de dos meses entre el proceso de desarrollo y el de fabricación. El hecho de que haya sido colocada ya en Ribeira servirá para que quienes estén interesados puedan conocer sus características. En el caso de la casa consistorial ribeirense, la intención es que esté situada de tal manera que los ciudadanos tengan que pasar por ella al entrar.

Además, el Ayuntamiento ha establecido, con líneas en el suelo, un itinerario seguro para garantizar la separación. Así, figura marcado por dónde deben subirse o bajarse las escaleras y que trayecto seguir si, por ejemplo, se quiere acceder al área de atención ciudadana o a las oficinas del primer piso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribeira abandera la instalación de cabinas de desinfección corporal en edificios públicos