La burocracia eterniza el reflotamiento del barco L'Etel en Ribeira

Marineros y armadores alzan la voz para pedir la retirada de piezas de deesguace que llevan años dando tumbos

Una boya marca el lugar donde está hundido el L'Etel
Una boya marca el lugar donde está hundido el L'Etel

ribeira / la voz

Hace más de un mes, un barco se hundía bajo las aguas del puerto ribeirense. Se trataba del L'Etel, un palangrero que lleva una década abandonado y dando tumbos por la rada de la ciudad. Los malos augurios y el fuerte viento acabaron con su casco corroído por el óxido en el fondo del mar. Ahora tan solo se intuye que está en el lugar porque hay una boya de grades dimensiones y una barrera anticontaminación, al lado mismo de otro mítico de la ciudad, el Eros Dos, una nave que también suspira por llegar a un desguace lo antes posible. La lentitud de la burocracia ha provocado que marineros y armadores alcen la voz para exigir, que de una vez por todas, estas toneladas de chatarra desaparezcan de la vista de los ribeirenses.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La burocracia eterniza el reflotamiento del barco L'Etel en Ribeira