El Nécora sale a flote en Ribeira con ayuda del Hércules

La dársena fue escenario de las maniobras para hacer emerger la embarcación


Ribeira

Los fuertes vientos de las últimas jornadas, unidos a la falta de mantenimiento de la embarcación desde hace años, propició que en la noche del lunes se fuera al fondo de la dársena de Ribeira el Nécora, un barco de unos 10 metros de eslora que esta mañana salió de nuevo a flote con la ayuda del Hércules.

El buque encargado de sacar a la superficie la nave hundida llegó al puerto de Santa Uxía al amanecer para iniciar las maniobras de reflotación. Hacia las diez de la mañana los buzos se metieron en el agua para enganchar el Nécora a la grúa y una hora más tarde este volvía a emerger. Se pusieron entonces en marcha las bombas de achique para vaciar el agua acumulada en el casco antes de ponerlo a resguardo, aunque su destino más probable será el desguace. De hecho, llevaba alrededor de tres años amarrado en el muelle sin actividad alguna, por lo que a quienes conocen el puerto ribeirense no les extrañó que acabase hundiéndose.

Las tareas para reflotarlas fueron asumidas por Portos de Galicia, que ahora, una vez localizado el propietario de la embarcación, le repercutirá el coste de la intervención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Nécora sale a flote en Ribeira con ayuda del Hércules