Un barco de 35 metros de eslora se fue a pique en la dársena de Ribeira

El L´Etel llevaba años amarrado en el puerto y estaba a la espera de ser enviado al desguace


Ribeira

Después del hundimiento el Nécora en la noche del lunes, a primera hora de esta mañana se fue a pique un segundo barco amarrado en el puerto de Ribeira. El L'Etel, de 35 metros de eslora, se hundió hacia las 6.30 horas, posiblemente, desestabilizado a causa del viento y una vía de agua.

El buque llevaba años inmovilizado en la dársena ribeirense y, de hecho, estaba a la espera de ser enviado al desguace. Un particular dio aviso a primera hora de la mañana al pasar por la zona y ver el barco escorado, que acabó volcando y hundiéndose. Personal de Portos desplazado al lugar descartó que haya riesgo de contaminación en la dársena dado que L'Etel llevaba cerca de una década parado y no quedaba combustible en sus tanques. Con todo, sí se apreciaban manchas de gasoil en el agua, pero «no son significativas». La zona se limpiará y se balizará a la espera del reflotamiento de la nave, una tarea para la que ya se ha requerido al propietario.

Durante la mañana, lanchas de Salvamento y de Gardacostas recorrieron las inmediciones del lugar donde se hundió el barco retirando numerosas cuerdas que quedaron flotando en el agua ante el riesgo para otras embarcaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un barco de 35 metros de eslora se fue a pique en la dársena de Ribeira