La almeja japónica se impone a babosa y roja fuera de Galicia por precio y cantidad

Distribuidores de Arousa dicen que llega a todo el territorio nacional y que cubre el hueco de variedades que escasean


Ribeira / la voz

El creciente y constatado descenso en las producciones de almeja babosa y fina en los bancos marisqueros, tanto de Arousa como de Muros-Noia, a las que esta temporada se ha sumado la roja, no solo ha convertido la almeja japónica en la tabla de salvación para las economías de los productores, sino que esta variedad también ha pasado a tener un papel relevante en el movimiento económico de los distribuidores. Profesionales del sector radicados en la zona arousana reconocen que está imponiéndose en los mercados del territorio español por precio y cantidad.

El presidente de la asociación gallega de depuradores, Roberto Fariña, manifiesta: «En Galicia hai certo estigma cara a xaponesa, pero está cubrindo o oco de babosa e rubia. A das nosas rías compite con outros bivalvos polas súas características».

Fariña explica que se ha producido un cambio en el consumo: «A calidade da babosa, a fina ou a rubia é incuestionable, pero o seu custe oscila moito ao longo do ano. Á xaponesa non sofre esas variacións, e os mercados buscan prezos lineais». Como ejemplo, el depurador cita lo ocurrido en la reciente campaña navideña, en la que las variedades babosa y roja dispararon sus cotizaciones, especialmente esta última. La causa se debió a la escasez de producto y, precisamente, ese es el otro elemento que juega en favor de la japónica. Ahora mismo es la única almeja con la que puede garantizarse el abastecimiento de los mercados. Fariña subraya que los distribuidores gallegos apuestan por el producto de la comunidad y precisa: «Non estamos sós. Hai bivalvo en case toda a costa europea e a isto hai que sumar o que chega vía importación procedente de terceiros países».

En esta misma línea, una profesional que diariamente acude a las subastas de bivalvo en lonjas de Arousa norte con el fin de adquirir producto para diferentes comercializadores explica que «os prezos aos que chegou este ano a ameixa rubia son históricos. Empecei a mercar marisco en Ribeira cando se fixo a segunda lonxa, e xa van pola cuarta, e nunca tal cousa vin. O motivo é que agora só pode atoparse en Ribeira e iso fai que se a queres teñas que pagar». En cuanto la japónica, coincide en indicar que su consumo es mayor fuera del territorio gallego: «Aquí existen bastantes reservas porque a súa procedencia está moi asociada a parques de cultivo. A xente prefire as variedades autóctonas».

Sin embargo, los pedidos de la variedad japónica no llegan solo a los grandes distribuidores, una placera ribeirense comentó que esta Navidad envió partidas a clientes de Madrid que veranean en la zona.

María Mallán: "Prefiro vender variedades netamente autóctonas"

La pescantina de Ribeira María Mayán tiene un amplio surtido de pescados y mariscos en su puesto de la plaza de abastos. Sin embargo, la almeja japónica nunca forma parte de la oferta que los clientes pueden encontrar en su aparador: «Prefiro comercializar variedades netamente autóctonas, como a babosa ou a rubia».

 Cuando se le pregunta por esta decisión, la vendedora comenta que «eu penso que está moi cultivada. Aínda que agora abunda nos bancos marisqueiros e xa leva moito tempo comercializándose aquí, eu prefiro os outros tipos. As variedades de aquí son distintas, e eu considero que dunha calidade superior. Non deixa de ser un tipo de molusco que veu de fóra».

Lo cierto es que son varias las pescantinas de la plaza de Ribeira que prefieren decantarse por otro tipo de almeja, en lugar de la japónica, a la hora de acudir a la lonja a seleccionar el producto que pondrán a la venta.

Reconocen que entre los consumidores locales este bivalvo tiene menor aceptación, aunque sí apuntan que es bastante demandado por los veraneantes.

Para María Mayán, el hecho de que la japónica tenga un menor precio tampoco constituye un aliciente, ya que considera que la demanda que puede tener de ella entre los clientes es inferior a la de otros bivalvos procedentes de la ría arousana.

Mariscos A Meca: "La japónica gallega es de calidad. Quien la prueba, repite"

Mariscos A Meca es una referencia indispensable en las plazas de abastos de Cambados y O Grove. En los despachos que tiene en ambos recintos, José Manuel Bea trabaja bivalvos de todo tipo. Y su experiencia le dice que, al menos en Arousa sur, la japónica es una especie tan apreciada como cualquier otra. «Hay gente un poco reacia, que te dicen ‘japónica no me des’, pero ya son muy pocos los casos», dice. Los había más años atrás, cuando esta especie hizo acto de presencia en la ría. Quizás su entrada por Carril, quizás la apuesta por ella hecha en Cambados, provocaron la normalización de una especie en la que, todavía, hay clases. Porque, tal y como asegura José Manuel Bea, «no tiene nada que ver la japónica gallega con la japónica que puede haber de Portugal o de otros sitios». La gallega tiene «una carne blanquita, es de muy buena calidad y la gente, cuando la prueba, repite».

 Sobre todo, porque el precio al que se comercializa motiva más que el de la cada vez más esquiva almeja babosa, que en muchas ocasiones se pone por las nubes. Y el dinero es un factor a tener en cuenta por los clientes que acuden al puesto de José Manuel Bea, «fundamentalmente amas de casa y gente que compra para consumo doméstico». Definitivamente, dice, sí. «La japónica se vende muy bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La almeja japónica se impone a babosa y roja fuera de Galicia por precio y cantidad