Dos ladrones atracan con una macheta la gasolinera de Oleiros

Un caco fue sorprendido más tarde en un garaje de la calle Galicia. «Escoitamos ruídos e baixamos», confiesa una vecina


Ribeira / La Voz

Llegaron en un coche, uno de ellos se bajó y le pidió una garrafa de gasoil al empleado. Tras darle una señal a su compañero, se abalanzaron sobre él. Eso supuestamente ocurrió sobre las cinco de la madrugada de este lunes en la gasolinera ubicada en Oleiros, lugar de otro episodio similar hace menos de un año. Los dos atracadores, presuntamente ataviados con una pata de cabra y una macheta (una especie de cuchillo para cortar carne), y con las caras tapadas con sendas capuchas, se llevaron unos 600 euros en efectivo. El trabajador, a pesar del susto, salió indemne.

Poco tiempo después, en un edificio de la rúa Galicia, a escasos metros de la rotonda de Padín, dos vecinos escucharon ruidos extraños: «Pensé que eran en el piso de arriba, pero no vive nadie. Bajamos al garaje para echar un vistazo». Se encontraron la puerta reventada. El ladrón destrozó la cerradura y, tras hacer un puente, logró subir el portalón.

Sin éxito

«Trató de forzar la puerta de mi trastero, pero no fue capaz de abrirla», confesó el propietario de uno de los habitáculos. «No vimos a nadie hasta que abajo encontramos una luz. Empecé a preguntar si había alguien», afirmó la primera residente. Describe que el hombre, que salió de una puerta, iba vestido con una sudadera con capucha y portaba una pata de cabra, que usó para cubrirse la cara. Ella escapó: «Había llamado a la policía».

Cerraron todas las puertas para que el ladrón no se escapara. Una vez que llegaron las patrullas de la Policía Nacional y Policía Local volvieron a bajar. «Buscaron en cada centímetro, incluso se subieron al tejado, pero no lo encontraron», confesó la vecina, que volvió a escuchar ruidos cuando se fueron los agentes. El único rastro que dejó el caco fueron varias marcas en una de las escaleras.

Más casos

En las últimas dos semanas, la Policía Nacional ya ha logrado detener a tres personas. Uno de ellos, con antecedentes penales, fue enviado a prisión tras ser acusado de múltiples robos en vehículos estacionados en Ribeira. A los otros dos, pareja, también se les decretó prisión preventiva por un presunto robo con fuerza en grado de tentativa.

Supuestamente trataron de robarle el bolso a una joven que iba por la calle Rosalía de Castro con su novio. Evitaron el robo tras enfrentarse a ellos, pero resultaron heridos leves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Dos ladrones atracan con una macheta la gasolinera de Oleiros