Dos marineros barbanzanos, entre los pasajeros de un avión secuestrado en Irak

Un vecino de Lousame y otro de Carnota viajaban en ese vuelo


RIBEIRA

Una noticia de ámbito internacional sacudía hace 46 años Barbanza. Resultado que dos vecinos de la comarca estaban entre los tripulantes de un avión holandés, un Boeing de la aerolínea KLM, secuestrado mientras sobrevolaba Irak por un comando palestino. Se trataba del vecino de Camboño (Lousame) José Manuel Agraso Castro y del carnotano Fernando Silva Hado.

Tanto ellos como otros marineros gallegos se dirigían a Japón, donde estaba previsto que en pocos días tuviera lugar la botadura de un barco de una empresa norteamericana, pero con bandera liberiana, que había solicitado que toda su tripulación fuera española.

Unas 32 horas duró aquel vuelo de terror. Durante todo ese tiempo, según relataron después los testigos, el comando palestino amenazó en varias ocasiones con hacer estallar el avión. Los secuestradores iban armados con pistolas, bombas y puñales.

El avión realizó tres aterrizajes, en Damasco, Nicosia y Trípoli, antes de tomar tierra de forma definitiva en Malta. Allí, después de una serie de negociaciones, fueron liberados los 247 pasajeros, entre los que se encontraban una veintena de marineros españoles.

Siguieron a bordo los 17 tripulantes, puesto que la ruta del Boeing no concluyó allí. Después de buscar ayuda en varios países, los tres secuestradores optaron por entregarse a la policía en el aeropuerto de Dubai.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos marineros barbanzanos, entre los pasajeros de un avión secuestrado en Irak