La instalación de máquinas para apostar se paraliza en la comarca

A día de hoy, los establecimientos hosteleros y salones suman 163 dispositivos


Ribeira / La Voz

Los tiempos cambian y con ellos también lo hacen algunas escenas de la vida cotidiana. Una de ellas se encuentra en los bares, donde en los últimos años, ha sido palpable el desplazamiento de las tragaperras por un sustituto más moderno, las máquinas de apuestas deportivas en línea. Se ha tratado de un proceso progresivo en los últimos años, que en este 2019 ha sufrido un frenazo en seco. A día de hoy, hay un total de 163 de estos dispositivos entre todos los establecimientos hosteleros y salones de azar de la zona.

De los datos históricos facilitados por la Xunta se extraen varios hechos. El primero se corresponde con dicha parálisis en la instalación de los nuevos dispositivos, puesto que si de 2017 a 2018 estos aumentaron en más de una veintena, este año tan solo ha subido la cifra en una en toda la zona. Esto no quiere decir que no se hayan instalado otras nuevas, ya que se han registrado bajas -en bares de Noia- e irrupciones -en locales hosteleros de Boiro-.

Las causas más probables que han cortado en seco el avance imparable de este nuevo formato de juego se corresponden con las medidas llevadas a cabo por la Xunta el pasado año para poner coto al número total de licencias de apertura de casas de apuestas y de dichos dispositivos electrónicos, una acción previa a la tramitación del borrador del anteproyecto de la nueva Lei do Xogo de Galicia.

Precisamente, otro de los indicadores que permite advertir este escenario de restricciones temporales se encuentra en el volumen de negocios dedicados a esta actividad en la comarca. Solo existen seis casas de apuestas, que se reparten entre Ribeira (3), Noia (1) y Boiro (2). Es más, en 2017 llegó a haber siete, hasta que el año pasado una de las boirenses cerró sus puertas. En este último municipio se encuentra también el único local con licencia de bingo de la zona.

Objeto de estudio

Las proliferación de las apuestas deportivas en la comarca no ha sido pasado por alto por parte de colectivos como Renacer, el Instituto de Mediación Educativa de Ribeira (IMER) o el Espazo de FamiliaS Boiro.

El primero de ellos ha recopilado datos de jóvenes de centros educativos barbanzanos para el estudio del profesor de la universidad compostelana, Antonio Rial Boubeta, que integra el grupo de expertos conformado por el Gobierno de España de cara a elaborar la futura ley nacional.

Boiro y Ribeira acumulan cerca de la mitad del medio millar de tragaperras

Teniendo en cuenta la estrecha vinculación que tienen las tragaperras con la hostelería, es natural que los principales municipios de la zona, en tamaño y población, lideren este ámbito. No obstante, tan solo dos concellos, Boiro y Ribeira, acumulan el 46 % de estas míticas máquinas. Llama la atención el bajo número frente a poblaciones como la noiesa, la muradana o la pobrense.

Poderoso caballero (Sálvora-Opinión)

A pesar de que la Xunta ha tomado la iniciativa en España a la hora de actualizar la regulación autonómica sobre el juego y las casas de apuestas, las asociaciones de ludópatas y colectivos de padres y madres ya reclaman mayor dureza en el texto del anteproyecto. Esta es una oportunidad histórica para que el lado de la balanza en el que se encuentran los beneficios económicos pese menos que la que se encuentren las personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La instalación de máquinas para apostar se paraliza en la comarca