Montañas de algas dificultan el baño en playas de mar abierto

Los concellos no dan abasto para limpiar los arenales en los que pueden actuar y aseguran que la situación es inédita


ribeira/la voz

Llegar hasta el agua en muchas playas de la comarca es casi misión imposible. Y es que, en los últimos días, arenales de diversos municipios están apareciendo, casi todas las mañanas cubiertos por los molestos sargazos. Las autoridades y los brigadas de limpieza se vuelven locas con tantos restos esparcidos por las zonas de baño. Cientos y cientos de kilos se amontonan esperando su retirada.

Los municipios del interior de la ría arousana son los menos afectados. Rianxo, Boiro y A Pobra tienen en sus costas «o argazo que temos máis ou menos todo o verán», explicaba el alcalde rianxeiro, Adolfo Muíños, quien añadió que tienen una brigada que se encarga de dejar impolutos los arenales todos los días, pero en esta ocasión el trabajo es el mismo de siempre. La situación en Boiro y A Pobra es similar. Llegan bastantes algas a la costa, pero no más que en el resto del verano.

La responsable de Servizos Municipais de A Pobra, Estefanía Ramos, dijo que aumentó algo en A Lombiña y Os Areos, pero es similar a otros años.

Tres veces más

Pero la situación cambia en los municipios que tienen playas en mar abierto. Es el caso de Ribeira. Fuentes municipales destacaron que en los últimos días llegaron ingentes cantidades de sargazo. El trabajo de limpieza se triplicó y los operarios de la empresa concesionaria se las ven y desean para hacer frente a este inconveniente.

La concejala de Medio Ambiente, Elvira Pereira, señaló que en los últimos días las playas de A Ladeira y O Vilar son las más afectadas y además «non podemos retirar o argazo porque está dentro do parque natural». Reconoció que en algunas zonas hay auténticas montañas de estos restos marinos que además desprenden mal olor si llevan mucho tiempo en el lugar.

Capas verdes

La alcaldesa de Muros, Inés Monteagudo, no se explica el motivo de tanta alga, principalmente en los arenales de O Ancoradoiro y Lariño: «Hai ata montañas en algunhas zonas. Os temporais dos últimos días provocaron que varias praias quedaran cubertas dunha capa verde».

Los trabajadores no dan abasto y cuando tienen un punto limpio, al día siguiente vuelve a estar prácticamente igual. «Non damos feito», comentó la regidora muradana.

Unas 20 personas se encargan de tener a punto la costa carnotana, pero según la teniente de alcalde, Merche Noceda, las playas están llenas de sargazo. «Nunca tanto vimos. Tanto na de O Pindo como na Praia Grande hai toneladas de algas. Todo o municipio está moi afectado pola chegada desta especie á nosa costa».

Outes es una localidad con una playa principal, Broña, a la que normalmente apenas tienen que tocar. Sin embargo, este año, el Concello tuvo que coger los rastrillos y ponerse a limpiar. El alcalde, Manuel González, indicó que los mariscadores se encargaban de estas labores, pero el miércoles también tuvo que ponerse personal municipal manos a la obra por el mal estado del arenal.

Una de las villas turísticas de la ría de Muros-Noia, Porto do Son, protagoniza estos días una auténtica lucha contra las algas. El edil de Turismo, Manuel Deán, precisó que no recuerda una situación similar. Los arenales de Coira y Subiglesia son los más afectados. «Nunca vimos tanto coma este ano. Non damos feito e iso que temos 16 persoas traballando. É imposible. Limpas hoxe e mañá volve a estar mal».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Montañas de algas dificultan el baño en playas de mar abierto