La música se infiltra en la unidad de críticos de Hospital Clínico

Alumnado del curso Música en Compostela actuó durante veinte minutos para los enfermos ingresados


santiago / la voz

Faltaban pocos minutos para la una y media de la tarde cuando la voz de Anna Guash, acompañada por música de piano y de un violonchelo llenó de melodía la Unidade de Coidados Críticos del Hospital Clínico de Santiago. El trajín habitual de la sala cambió por completo. Alguno de los siete enfermos ingresados incluso pidió dejar la camilla para poder seguir mejor las cuatro canciones interpretadas por alumnado del curso de Música en Compostela. Y se escucharon aplausos. A los de familiares y personal médico también se sumó el de algún paciente. «Poñería música todos os días», explica Juana Montemuíño, una vecina de Ribeira que desde el 24 de julio lleva ingresada y ayer sonreía tras los veinte minutos de concierto. «Fun moi bailarina cando era moza», detallaba ante familiares y personal del hospital.

El «gustoume moito» de Juana era sentimiento mayoritario. También Carmen, que acompañaba a un familiar, destacaba que se trataba de «una muy buena iniciativa». El repertorio fue variado, con zarzuela, un villancico catalán y una nana sevillana. Para la ocasión, según explicó la profesora de canto Ana María Sánchez, eligieron un programa que «transmite calma y paz».

Y si especial fue para los enfermos, acompañantes y personal sanitario el concierto, también la experiencia marcó a los intérpretes por lo que supone actuar «para gente que no está pasando por su mejor momento», detalló Anna Guash.

Idea de continuidad

«Hay que institucionalizar este concierto, se me saltan las lágrimas». Así se lo transmitía, nada más finalizar el programa, el decano de Medicina y jefe del servicio de Anestesia, Reanimación y Tratamiento del Dolor del CHUS, Julián Álvarez, a la presidenta de Música en Compostela, María Dobarro. Él fue el impulsor de esta iniciativa dirigida a los pacientes más graves. «Esto no es musicoterapia, sino abrir estas unidades de críticos a la sociedad. Queremos tratar a los enfermos como lo que son: seres humanos. No queremos curarlos con música, sino que sean conscientes tanto los propios pacientes, como familiares y sociedad, que son personas perfectamente válidas y capacitadas», afirmó, indicando que esta iniciativa, que ya llegó a otros centros hospitalarios, va en la línea de humanizar la medicina.

La presidenta del curso, por su parte, explicó que están «contentísimos de poder ayudar». En ese sentido, esta propuesta del concierto en el hospital va en la línea de la nueva etapa que emprendió el proyecto musical de abrirse más a la ciudad. «Queremos participar más de Compostela y que la ciudad también lo haga», manifestó Dobarro.

El concierto en el centro hospitalario no se limitó a la unidad de críticos, sino que, posteriormente, los seis participantes en el curso musical internacional acudieron a Pediatría para que los enfermos más jóvenes también disfrutaran de una mañana diferente. Ya por la tarde, hubo otra actuación para pacientes en planta, familiares, personal sanitario y público en general en el patio central de la entrada principal del Clínico.

Por otra parte, en esa línea de implicarse más en la ciudad, el jueves 8, a partir de las 17.00 horas, en el Auditorio de Galicia, Música en Compostela promueve unas jornadas para hablar de medio ambiente, cambio climático y arte. Posteriormente, a partir de las 20.30 horas, tendrá lugar la actuación con la Filharmonía. Este año, explicó Dobarro, han invitado a usuarios de las residencias de la tercera edad. Hoy, a las 20.00 horas, en el Hostal dos Reis Católicos, habrá un concierto de homenaje a Joaquín Rodrigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La música se infiltra en la unidad de críticos de Hospital Clínico