Club de Remo Náutico de Ribeira, la odisea de quien ama el mar

A pesar de no poder disputar la liga gallega, han logrado confeccionar el bloque con el que participarán en la clasificatoria de La Concha


Ribeira / La Voz

Con tan solo ver su escudo a lo lejos, muchos sabían quien acabaría ondeando la bandera. Con un presupuesto escaso, una embarcación prestada, mucha humildad y trabajo, el año pasado portaron la corona gallega del remo femenino siendo líderes indiscutibles. Pero eso fue hasta que un cambio en la legislación -al aumentar el requisito del mínimo de canteranas- le impidió al Club de Remo Náutico de Ribeira competir esta temporada en la Liga Galega de Traíñas (LGT) -Galicia Calidade-. Pero hay cosas inevitables, como que su tripulación suelte los remos y abandone el mar que conquistaron. Contra todo pronóstico y en tiempo récord, las ribeirenses vuelven al agua.

De la mano del cuerpo técnico compuesto por Suso y Jesús Silva y Sandra Sánchez, Ribeira ha logrado conformar un bloque con el que competirán todo a lo que tengan acceso, una lista de pruebas que comprende el campeonato gallego, su regata como anfitrionas, la Bandeira do Percebe; las de la Diputación y la Teresa Herrera, así como la clasificatoria de la cita más importante del remo español, La Concha.

Sin rendición

«Contamos con dúbidas ata o último momento, pois tivemos que reconstruír máis da metade do equipo», explicó Suso Silva, para luego señalar qué fue lo que les motivó a sacar adelante el proyecto: «A ilusión das rapazas. Non queríamos tirar con todo o traballo realizado, temos que darlle continuidade a este proxecto». La razón es muy clara, en Aguiño hay un futuro avalado por el trabajo realizado en la base, que asegura el regreso de Ribeira a la Liga Galicia Calidade el próximo curso. Incluso cuentan con un par de juveniles para este verano.

É unha situación un pouco complicada, debemos ter máis paciencia para lograr o acople do barco porque temos que adaptarnos a uns horarios moi difíciles»

«É unha situación un pouco complicada, debemos ter máis paciencia para lograr o acople do barco porque temos que adaptarnos a uns horarios moi difíciles», explicó Sandra Sánchez de la auténtica odisea que llevan medio mes protagonizando. Desde que Ares les dejó la vieja Santa Olalla han llegado a desplazarse a Pontevedra y O Grove para entrenar y que así nadie tuviese problemas para asistir a su puesto de trabajo.

A xente sabe que traballamos, non é que sexa garantía de gañar, pero as remeiras non veñen para perder o verán»

La reconfiguración de la tripulación se traduce inevitablemente en una merma del potencial pasado, por eso cada competición que disputen desde el autonómico será vital de cara al gran objetivo, clasificarse para disputar La Concha, a la que fueron invitadas expresamente por su organización. «A xente sabe que traballamos, non é que sexa garantía de gañar, pero as remeiras non veñen para perder o verán», reconoció Silva, aludiendo al gran ambiente y vínculo de la plantilla.

Para quienes aman tanto el mar como para realizar esta odisea, se merecen su regreso a Ítaca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Club de Remo Náutico de Ribeira, la odisea de quien ama el mar