El TSXG ordena tirar una gasolinera de Ribeira por hacerse en una finca que se quemó

RIBEIRA

CARMELA QUEIJEIRO

Concello y la empresa de combustible habían alegado que el terreno afectado por el fuego solo era una pequeña esquina de la parcela

30 jun 2019 . Actualizado a las 08:14 h.

«El cambio de uso en terrenos afectados por incendios no podrá producirse en un período de al menos 30 años». Este artículo de la Lei de Montes de Galicia ha sido el que ha esgrimido el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) para rechazar las alegaciones que tanto el Concello de Ribeira como la empresa de suministro de combustible Puntos de Bajo Coste habían presentado contra una sentencia que ordenaba tirar una estación de servicio que se levantó en el año 2014 en las inmediaciones del polígono ribeirense de Xarás, y que se ubicó en una finca en la que una parte de la superficie había sido víctima de tres fuegos en el 2006.

En el fallo del alto tribunal gallego se rechazan los argumentos esgrimidos por los demandados, que explicaban que la parcela catastral en la que se instaló la gasolinera tenía una extensión de 702.659 metros cuadrados, de los cuales la unidad de suministro objeto de la licencia de obra solo ocupaba 1.359 y que los terrenos que se habían visto afectados por las llamas solo representaban un 5 % la superficie total de la finca. «Imponer la prohibición de cambio de uso de la parcela sería desproporcionado, ya que el incendio más cercano ocurrió a más de 300 metros del lugar donde se ubica en la actualidad el punto de suministro», justificaron los abogados del Ayuntamiento ribeirense y de la firma Puntos de Bajo Coste.

Sin embargo, este razonamiento no ha sido admitido por el TSXG, que no solo critica la falta de sustento probatorio de los alegatos en los que basaron sus recursos de apelación ?lo que constituye el primer argumento para su desestimación?, sino que considera que la prohibición de cambio de uso derivada de incendios que afectaron a una parcela catastral «no es aplicable exclusivamente a la porción de la finca en la que se materializó el fuego, sino a toda ella».

Estado original

El proceso judicial se inició tras una denuncia presentada por un grupo de afectados, representados por el bufete López Abogados, que tras llevar el asunto ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Santiago, en junio del 2017 conseguían que el juez fallara una sentencia a su favor en la que anulaba la licencia de obra que permitió levantar la gasolinera, además de ordenar su derribo y obligar a devolver los terrenos a su estado original.

El TSXG no solo desestima ahora las alegaciones de los demandados, sino que confirma el fallo anterior, aunque contra esta decisión puede interponerse un recurso de casación. El alcalde ribeirense, Manuel Ruiz Rivas, ya anunció que apelará porque discrepa de los argumentos que esgrime el alto tribunal gallego basándose en la Lei de Montes. Considera que es una interpretación restrictiva y muy peligrosa, sobre todo si se aplica a grandes propiedades forestales, como ha ocurrido en este caso. «Ni en el lugar en el que se emplaza la gasolinera ni en sus proximidades hubo ningún incendio forestal», insistió el regidor, que recordó que la finca tiene más de 700.000 metros cuadrados de superficie.

También la empresa Puntos de Bajo Coste recurrirá el fallo del TSXG, porque además explican que ellos tienen un certificado de la Xunta en el que se confirma la autorización para levantar la estación de servicio de Xarás en suelo rústico, ya que los terrenos en cuestión no cambiaron de uso.