Unas 900 hogueras iluminarán en Barbanza la noche de San Xoán

Cambios en las previsiones meteorológicas, que ya no vaticinan lluvia para esta noche, motivaron un incremento de última hora en las peticiones para encender fogatas


ribeira

La noche más larga y mágica del año volverá a iluminarse en la comarca, cuando las agujas del reloj marquen la medianoche, con decenas de hogueras. Hay concedidos en todo el territorio barbanzano unos 900 permisos para el encendido de otras tantas cacharelas. La cifra baja un poco con respecto al año pasado, algo comprensible teniendo en cuenta que entonces el San Xoán coincidió en sábado y, en esta ocasión, mañana serán muchos los vecinos que tendrán que madrugar para cumplir con sus obligaciones laborales. Pese a ello, la celebración mantiene el tipo, y eso que muchos se anticiparon realizando sardiñadas y churrascadas ayer e incluso el viernes.

La tramitación de peticiones para la realización de las fogatas experimentó un incremento de última hora en algunos puntos de la comarca, debido al cambio que registraron las previsiones meteorológicas. A comienzos de semana apuntaban hacia una noche pasada por agua, pero el viernes la lluvia ya se había trasladado para la jornada anterior, la de ayer, lo que animó a los rezagados a cursar las solicitudes.

Ribeira será esta noche el municipio con más luz procedente del mágico fuego de San Xoán. El departamento municipal ha registrado 180 peticiones para el encendido de otras tantas hogueras. Según explicaron desde el Concello, Palmeira y Castiñeiras serán, como viene siendo habitual, las zonas calientes, pues concentrarán el mayor número de cacharelas.

También ahuyentarán con llamas los malos espíritus muchos de Boiro, donde son unas 170 las fogatas autorizadas. A Retorta y Mañóns encabezan el ránking de puntos considerados sensibles, por la cantidad de fuegos a los que darán cabida. La cifra de permisos supera con creces el centenar en Noia y se queda en torno al redondo número en el término de Rianxo. En esta localidad, el relleno portuario volverá a alcanzar la temperatura más elevada.

La tradición de celebrar el San Xoán con un cóctel de fuego y sardinas se mantiene muy viva en Porto do Son. Eso es lo que se desprende del dato que a última hora de la mañana del viernes manejaban en la casa consistorial, donde se habían recibido 70 peticiones para el encendido de fogatas. En torno al medio centenar de solicitudes fueron tramitadas en Muros y A Pobra, mientras que en Mazaricos la cifra bajaba hasta las 35. En Outes, Lousame y Carnota serán sobre una veintena las cacharelas que iluminará la noche.

Festivo en cinco municipios

La mayor parte de estas solicitudes han sido formuladas por particulares, con el fin de montar una fogata en la huerta y celebrar el San Xoán en compañía de familiares o amigos. Lo harán con más tranquilidad y sin estar tan pendientes del reloj los vecinos de cinco municipios en los que mañana será festivo local: Boiro, Muros, Noia, Mazaricos y Outes.

En cuanto a las hogueras promovidas por grandes pandillas, entidades y comisiones de fiestas en suelo público, la franja litoral es la preferida, pese a las restricciones impuestas durante los últimos años. De hecho, el Concello de Muros es el único que no prohíbe expresamente la realización de fogatas en las playas. En A Pobra solo puede usarse un pequeño tramo de O Areal.

Hace años, montar una hoguera era tan sencillo como reunir leña y ramas secas, pero, ahora, prender el fuego de San Xoán requiere cumplir una serie de normas, que cada año van a más.

¿Qué se puede quemar en la hoguera?

Ya quedó claro en el pasado que hay una serie de materiales que está terminante prohibido apilar en las cacharelas, como neumáticos, enseres domésticos o colchones. Pero la Consellería de Medio Rural ha decidido dar un paso más. Hasta la fecha eran muchos los vecinos que aprovechaban los permisos que se conceden en San Xoán para quemar restos agrícolas o forestales, pero hoy no podrán hacerlo o, por lo menos, sin pedir la autorización correspondiente. Las montañas de rastrojos no están consideradas fogatas, por lo que podrán ser objeto de denuncia.

¿Cuál es la altura máxima de las fogatas?

En la mayor parte de los municipios de la comarca se fija en seis metros la altura máxima que podrán alcanzar las llamaradas de las hogueras esta noche. Por contra, hay concellos que limitan el tamaño de la montaña de materiales a quemar. Es el caso de Ribeira, donde el techo se fija en un metro y medio. En ambos casos, quedan exentas aquellas fogatas consideradas especiales y promovidas por asociaciones.

¿Cómo hay que dejar la zona tras la fiesta?

Los promotores de las hogueras, aquellos que han aportado sus datos personales en las solicitudes, son los encargados de velar por la cacharela, tomando las medidas oportunas para evitar que el fuego se extienda, y también de asegurarse de que la zona queda limpia tras la fiesta. En casi todos los concellos de Barbanza se concede un plazo de entre 12 y 48 horas para que se eliminen todos los residuos. En caso contrario, el personal municipal tiene la potestad de iniciar un expediente sancionador, en el que figurará la identidad de la persona que tramitó la solicitud.

¿Qué hacer ante una quemadura?

La noche de San Xoán es propensa a las quemaduras, tanto por el manejo de parrillas al rojo vivo como por la costumbre de saltar las brasas. La Consellería de Sanidade ha lanzado una serie de recomendaciones específicas, en la que figura que, en caso de que alguien sufra una quemadura hay que echarle agua fría (nunca pomadas) y cubrirla con un paño limpio. Si el fuego alcanza la ropa, lo ideal es evitar correr y rodar por el suelo cubriéndose la cara y las manos.

El San Xoán de Palmeira constituye una de las grandes fiestas que cada 23 de junio tienen lugar a lo largo y ancho de Barbanza. Una degustación de sardinas, al son de la charanga O Santiaguiño, caldeará el ambiente en la localidad a la espera del tradicional duelo de hogueras, que comenzará a la medianoche. Se encenderán, de forma simultánea, las cacharelas situadas en el muelle y en la isla A Tixosa. ¿Cuál aguantará más este año?.

POrto do son

Colofón con discoteca móvil. La fiesta se prevé larga y animada en Porto do Son, donde rodarán el churrasco, los criollos y las imprescindibles sardinas asadas. Una discoteca móvil, capitaneada por el disyóquey Delux, caldeará el ambiente.

Ribeira

Suso Bello desembarca en Area Secada. La música reinará en la playa de Area Secada, donde cuatro grupos animarán el noveno Festival de San Xoán. Lidera el cartel Suso Bello con su Compañía do Ruído, pero también se sumarán a la cita The Fe Kaos, Oito nun Piso y el Doctor Migraña. Los primeros acordes sonarán a las 20.00 horas.

Colofón con paella en Castiñeiras. Al mediodía, para hacer acopio de fuerzas, se cocinarán una paella monumental en el puerto de Castiñeiras.

Boiro

Churrascada en Abanqueiro. Habrá hoguera en el campo de A Fieiteira de Abanqueiro y también exaltación gastronómica a base de churrasco y pinchos. Incluso habrá sobremesa con un grupo musical. La organización corre a cargo de la asociación cultural de la localidad.

outes

Broche a tres días festivos en Serres. Con una sardiñada, prevista para las 22.00 horas, y una verbena animada por el grupo Atrévete concluirán en Serres las fiestas de San Xoán que se vienen celebrando desde el viernes.

lousame

Cuatro ocasiones para catar las sardinas. Mañana, el día de San Xoán, arrancarán unas fiestas en Lousame que brindarán a los vecinos hasta cuatro oportunidades de comer la especie marinera por excelencia de estas fechas. Y es que habrá sardiñada y mejillonada todos los días de festejos. A nivel musical, destaca el desembarco de la París de Noia el miércoles y de la Olympus el jueves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Unas 900 hogueras iluminarán en Barbanza la noche de San Xoán