El mercado continúa sin ser un eje de dinamización comercial en Ribeira

La media docena de puestos de la primera planta están vacíos y sin demandantes


ribeira / la voz

Construido en parte con los fondos europeos del primer Ribeira Atlántica, el mercado de abastos fue el punto de partida del nuevo modelo de diseño urbano que buscaba dársele a la ciudad. Con un edificio rompedor frente a las construcciones existentes, fue ideado, además, con el propósito de convertirse en eje de dinamización comercial y social, concentrando en su interior puntos de venta, formación hostelera y servicio de restauración. Sin embargo, transcurridos tres años desde su inauguración, sigue sin cumplir las expectativas.

Su ubicación, con entradas desde la calle peatonal y el paseo del Malecón, y con un aparcamiento subterráneo al lado, le otorgan una posición de privilegio. Los puestos de venta de pescado son el reclamo para atraer a clientela en una vía que, además, es una de las arterias comerciales del casco urbano. Pero la media docena de espacios habilitados en la primera planta del mercado para albergar tiendas de productos no perecederos continúan vacíos.

El Concello los sacó a subasta en un par de ocasiones y solo hubo demanda para alquilar una dependencia que, sin embargo, nunca se ocupó, por lo que la autorización caducó.

Los placeros aseguran que lo fuerte de sus negocios llega con los turistas. Está claro que, por una parte, falta iniciativa privada para dinamizar las instalaciones, incrementando la oferta de artículos en venta e intentando captar así más público.

Referente comarcal

El reto de los próximos años está en sacar todo el potencial a un mercado que tiene cualidades para convertirse, incluso, en un referente a nivel comarcal.

No debe olvidarse, por ejemplo, que Ribeira tiene actualmente uno de los mercadillos semanales más concurridos y, según los comerciantes, de mayor venta de los que tienen lugar en el ámbito barbanzano.

Al relativo empuje de la plaza de abastos se une la inestabilidad de los negocios en la calle peatonal, con bajos que tan pronto están ocupados como libres.

Precisamente, el cierre de establecimientos es una cuestión que preocupa cada vez más a un segmento de la población, que lo considera un peligro para el futuro del municipio. No solo los ciudadanos están inquietos, también los expertos en urbanismo.

Durante un par de años, la Fundación RIA, promovida por David Chipperfield, analizó las fortalezas y debilidades de Ribeira. Uno de sus arquitectos, Manuel Rodríguez, explica que la imagen de la calle peatonal no es la más adecuada, debido a la existencia de un 20 % de inmuebles en estado deficiente y un 5 % con aspecto ruinoso: «Un espacio público de calidad promueve el comercio de proximidad», señala.

Asimismo, Rodríguez incide en la necesidad de reforzar las «actuaciones de carácter identitario» para dinamizar el sector comercial, al tiempo que se refiere a los equipamientos y a los espacios de usos públicos «como generadores de actividad».

Por su parte, la ribeirense María Cadaval, doctora en Economía de la USC, incide en los nuevos hábitos de consumo derivados de la expansión de Internet: «Si el pequeño comercio no busca una vía alternativa, tiene una difícil supervivencia».

María Cadaval no duda en calificar de «tragedia» la posibilidad de que las tiendas de proximidad desaparezcan: «Eso tiene un gran coste económico para cualquier ciudad, por la degradación que se produce. Los gobiernos locales tienen un importante papel para darle vida al casco urbano y los comerciantes tienen que buscar algo que diferencie.

Todos los partidos incluyeron planes de activación en sus programas electorales

La salud del pequeño comercio importa y la mejor prueba de ello es que la totalidad de los partidos políticos de Ribeira incluían entre sus compromisos, ante la posibilidad de acceder al gobierno, medidas concretas para su revitalización. El BNG apuesta por la creación de una bolsa de alquileres de bajos comerciales, así como rebajas fiscales para los que creen empleo.

El PSOE también propone medidas de dinamización, al tiempo que incide en la necesidad de la rehabilitación de inmuebles que se encuentren degradados. Por su parte, el PBBI incide en facilitar la apertura de nuevos negocios reduciendo los trámites burocráticos, en atender las necesidades del pequeño comercio y en la ampliación de las plazas de aparcamiento subterráneas y en superficie para facilitar el acceso a los establecimientos.

Seguir leyendo

«Todo suma para mejorar la plaza de abastos municipal»

El presidente de la entidad de placeros, Nardo Mariño, afirma estar contento con el funcionamiento del mercado. Sin embargo, lamenta que no haya puestos en la primera planta: «Todo suma para mejorar la plaza de abastos municipal. Desde luego, si los puestos libres estuvieran ocupados, sería mucho mejor».

Seguir leyendo

«O municipio está indo a menos nos últimos anos»

Manuela Álvarez no oculta su preocupación: «O municipio está indo a menos nos últimos anos. As tendas abren e pechan. Como isto siga así vai chegar un momento no que non quede ningunha».Al mismo tiempo habla de la necesidad de ofrecer más servicios, como aparcamientos de proximidad: «A xente quéixase».

Seguir leyendo

«A praza debería ter máis variedade de produtos á venda»

La ribeirense Josefa Pérez afirma ser clienta del mercado, pero indica: «A praza debería ter máis variedade de produtos á venda. Tería que ser coma o supermercado, que puideras mercar todo o que che fai falta para a casa».Asimismo, expresa su temor por el cierre de tiendas, algo que considera negativo.

Seguir leyendo

«Eu non teño necesidade de ir mercar fóra»

Dependienta en una tienda, Eva Somoza lo tiene claro: «Eu non teño necesidade de ir mercar fóra». También alerta sobre los peligros de Internet: «Está sendo demoledora para todo o mundo». Asegura que las tiendas de proximidad son esenciales para mantener la vida en un pueblo y apuesta por ellas.

Seguir leyendo

«O comercio local dá dinamismo e crea emprego»

Desde hace dos meses, Lorena de Almeida trabaja en una perfumería de Ribeira: «Contratáronme para a campaña de verán». Afirma que las ventas en las tiendas de proximidad «son baixas». Sin embargo, ella hace una defensa a ultranza, con su caso como ejemplo: «O comercio local dá dinamismo e crea emprego».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El mercado continúa sin ser un eje de dinamización comercial en Ribeira