La lonja de Ribeira abandera la venta de navaja y tiene la tercera cotización más alta de Galicia

Por la rula han pasado más de 43.000 kilos de bivalvo en los cinco primeros meses del año


ribeira / la voz

La elevada cantidad de pescados y mariscos subastados en la lonja de Ribeira convierten a esta instalación en la tercera de Galicia en lo que a movimiento de mercancía se refiere. Varias son las especies en las que el recinto es puntero y la navaja es una de ellas. Actualmente, la rula abandera en la comunidad la comercialización de este bivalvo, mejorando incluso sus cifras con respecto al ejercicio anterior.

Desde enero, por la rula han pasado más de 43.000 kilogramos de producto, capturado por mariscadores de Ribeira y A Pobra, según explica el gerente, Fernando Carreira. La inmediata competidora de la ribeirense es la lonja de Cangas que, sin embargo, está muy alejada porque en los primeros cinco meses ha vendido unos 26.000 kilos. El tercer puesto lo ocupa Muros, con cerca de 18.000 kilos.

Las cifras de Ribeira ya superan a las registradas en el 2018, cuando entre enero y mayo se subastaron 36.000 kilos.

La cotización

Tampoco está nada mal la cotización, que ha experimentado un aumento de 30 céntimos en su valor medio con respecto al 2018. Actualmente, el precio medio está en 10,69, lo que sitúa al recinto ribeirense en el tercer lugar, justo después de Cangas, que llega a los 11,53, y Vilanova, que está en 11,35.

El gerente, Fernando Carreira, comenta que unos 200 compradores acuden de forma habitual a la lonja para coger producto. Explica que la cifra oscila en función de la época del año, pero subraya que hay un aumento en el número de restaurantes que se abastecen en la rula. También manifiesta que han ido a más las adquisiciones destinadas a mercados y cadenas de distribución: «Antes se hacían más a través de intermediarios y, ahora, de forma directa».

Una treintena de buzos de la agrupación de artes específicas de Ribeira faenaron ayer en la playa de Coroso. No es algo habitual, ya que generalmente solo trabajan los viernes en las concesiones de la cofradía de Ribeira y, el resto de jornadas, en las áreas de libre marisqueo.

Actualmente, el colectivo estaba faenando en A Ladeira, en la que únicamente hay longueirón. Sin embargo, ayer el mar estaba demasiado picado para acudir a esa zona, por lo que los profesionales acordaron trabajar en los bancos que administra el pósito de Ribeira. Hoy, si las condiciones tampoco son las adecuadas, los navalleiros volverán a extraer bivalvo en aguas de la playa de Coroso.

«Estivemos gardando o marisco da autorización para o verán»

El presidente de la agrupación de recursos específicos de Ribeira, Emilio Solar, está satisfecho con el rendimiento que el colectivo obtiene con la comercialización de navaja: «Estase pagando ben e a cotización mantense. Xa o ano pasado tivo un bo prezo. Nese aspecto estamos contentos».

El profesional es consciente del tirón que tiene el producto, especialmente entre los visitantes, y explica que hacen todo lo posible por preservar el recurso: «Estivemos gardando o marisco da autorización para o verán. Sabemos que o valor sobe e hai que aproveitalo».

Otra medida que afecta a la conservación de la especie es la relativa a las capturas: «O tope está fixado en 15 quilogramos por mariscador e un máximo de 30 por embarcación. Mantense igual durante todo o período de campaña. Non o cambiamos».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lonja de Ribeira abandera la venta de navaja y tiene la tercera cotización más alta de Galicia