El legado de Enrique Paisal perdurará en el conservatorio de Ribeira

Un emotivo acto sirvió para dar nombre al centro de enseñanza musical del que fue su director fundacional


ribeira / la voz

El legado de Enrique Paisal forma parte de la historia de la música y, desde ayer, el Conservatorio Municipal de Música de Ribeira contribuirá a perpetuarlo llevando su nombre.

El que en su día fue uno de los artífices del mítico grupo Los Tamara, con actuaciones en salas legendarias como el Olympia de París o El Molino de Palma de Mallorca y giras por el Magreb y Sudamérica, contribuyó también a la fundación del centro de enseñanza musical ribeirense, del que fue su director fundacional.

El preludio fue una escuela de música municipal, a la que dio paso el actual conservatorio, al que Enrique Paisal estuvo ligado como profesor y director hasta el año 2009.

Un emotivo acto institucional presidido por el alcalde, Manuel Ruiz, en el que Paisal estuvo acompañado por su familia, sirvió para rendir homenaje a este intérprete universal, que continúa dirigiendo la Coral Polifónica Municipal, bajo cuya batuta grabó su primer disco en el 2011.

Precisamente, a la relevancia alcanzada por la coral de la mano de Enrique Paisal se refirió el mandatario en su intervención, en la que efectuó un somero repaso por la destacada trayectoria del músico.

Reconocer los méritos

Asimismo, Ruiz expresó su satisfacción por el hecho de que la actual corporación haya sabido reconocer los méritos de los ribeirenses que expanden por el mundo el nombre del municipio.

Por su parte, el homenajeado expresó su orgullo y agradeció la idea de que su pueblo haya decidido poner su nombre al conservatorio.

Un panel en el que se resume la trayectoria profesional de Enrique Paisal y una placa colocada en la fachada, piezas que fueron descubiertas durante el acto, son el testimonio de la contribución de este ribeirense.

Tratándose de un acto de este tipo, la música jugó un papel fundamental. El homenaje comenzó con diversas actuaciones a cargo de jóvenes que cursan sus estudios en el conservatorio, que interpretaron un repertorio de piezas muy variado. El broche lo puso Michelle Pena González, una exalumna de Enrique Paisal, con dos temas al piano.

Tras el descubrimiento del panel y la placa también hubo una actuación, pero en este caso de la Coral Polifónica Municipal. Bajo la dirección del propio homenajeado, interpretó el himno a Santa Uxía, con letra de Manuel Ramallo y música de Enrique Paisal, y el himno gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Tags
Comentarios

El legado de Enrique Paisal perdurará en el conservatorio de Ribeira