Clara Millares: «Quería saber que se sente no ring»

Madre de dos hijos y competidora, simboliza el auge del boxeo femenino, con unas 30 mujeres en Galicia. Hace 10 años ni había veladas


Ribeira / la voz

Clara Millares Sieira (Ribeira, 1985) buscaba una vía de escape. Necesitaba un instante, un lugar donde todas las preocupaciones se diluyeran. Ni ella podía imaginar que lo encontraría con los guantes enfundados, golpeando un saco de boxeo. Poco más de un año después, se subirá por primera vez a un ring. Madre de dos críos, confiesa que ambos estarán entre el público. Crecer, competir. Esos son los objetivos que busca día a día.

La ribeirense ejemplifica la tendencia que ha experimentado el boxeo femenino en el último lustro en Galicia. De tratarse de un deporte residual, que veía como sus luchadoras federadas no podían competir ante la falta de rivales, a convertirse en una modalidad en crecimiento que ya cuenta con unas 30 mujeres en activo. En categorías base, los números se multiplican. Unas 500 chicas practican este deporte en las modalidades de formas (sin golpes) o semicontacto.

«O boxeo non é tan duro como o amosan nas películas. Serve para aumentar os reflexos, a coordinación e a velocidade nos movementos», afirma Clara Millares, que debutará el próximo 31 de marzo en Ribeira. Afronta la recta final de la preparación contra os esparrin: «Axúdache a estar alerta, a taparte ben e a corrixir erros. Entendes antes se colocas mal unha man ou as pernas. Nun adestramento todo está máis prefixado. Aquí pódenche sorprender de calquera forma».

Encima del cuadrilátero solo estarán ella y su rival, la victoria y la derrota: «Apetecíame competir, quería saber que se sente no ring. Supoño que a última semana terei nervios, pero por agora lévoo bastante ben».

Posibilidades

Su técnico, Israel Benítez, El Canario, apuesta por su púgil. No es la primera mujer cincelada por el barbanzano, que viene creando cantera: «Golpea muy duro. Clara es una persona que se quiere superar cada día. Es una luchadora. Será un combate muy parejo».

Ella lo demuestra diariamente. «Hai días nos que che gustaría que tivera unhas cantas horas de máis», confiesa. Compaginar trabajos, el cuidado de Uxía y Breixo y los entrenamientos no es sencillo. «Se queres, buscas a maneira. Cando estaba na fábrica e traballaba de noite ía a adestrar de mañá, unha vez deixaba aos nenos na escola. Cando ía de noite aproveitaba ao deixalos durmidos», confiesa, mientras reconoce que su familia siempre le echa una mano: «As miñas irmás e os sobriños estarán no pavillón».

Uxía, la mayor de los dos críos, también se ha sumado al boxeo. «Gústalle. Fai formas, non se tocan. Dende fora parece perigoso, pero non o é», confiesa la madre. Ambas se ponen el reto de seguir aprendiendo: «É o que toca, pero gustaríame tamén conseguir algo. Non sabemos nunca onde vamos a estar mañá». Después de horas en el gimnasio y de miles de puñetazos lanzados al aire, a Clara le toca ahora subirse al ring. Tras una vida luchando, esta no es solo una batalla más: «Se non fago isto sinto que me falta. Faime sentir activa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Clara Millares: «Quería saber que se sente no ring»