Hemeroteca: El mar devolvió en Ribeira dos cuerpos de un barco portugués

Uno de los cadáveres apareció sobre la arena de A Corna y el otro, flotando en el litoral de Corrubedo


ribeira

El Vimar era un pesquero portugués que se hundió a comienzos del mes de marzo del 2010 en la desembocadura del río Miño. Dos personas lograron sobrevivir a la tragedia y una fue hallada muerta el mismo día del hundimiento, pero otros dos marineros desaparecieron. Los días pasaron y el mar acabó devolviéndolos a sus familiares en el litoral ribeirense. El primero de los cuperos aparecía tal día como hoy en la playa de A Corna. No tenía documentación, pero el traje de aguas y la ropa ya llevaron a la familia a identificarlo a través de las fotografías. Se trataba de Fernando Rui Vasconcelos, de 46 años. Había sido un vecino de la zona en el que había visto el cuerpo tendido sobre la arena.

El 20 de marzo aparecía el segundo cadáver, esta vez en Corrubedo. Los servicios de emergencia había estado rastreando la costa barbanzana durante la mañana, pero era un pescador el que hacia las cuatro de la tarde daba la voz de alarma. El cuerpo estaba flotando. También por las fotos, los familiares confirmaban que se trataba de Alfredo Alonso Santos, de 48 años. Ambos fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense, donde se les practicó la autopsia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: El mar devolvió en Ribeira dos cuerpos de un barco portugués