Toño Sampedro: «Sueño con ser campeón de España»

Con la temporada recién comenzada, el ribeirense busca adaptarse a la nueva moto de 125 c. c.


Ribeira / la voz

Si algo le sobra a Toño Sampedro (Ribeira, 2004) es pasión por el motocrós. Era solo un crío cuando se subió por primera vez sobre las dos ruedas. Desde aquel debut persigue el sueño de convertirse en profesional. Esta temporada da un paso más en su carrera. Competirá en el Campeonato de España con una Yamaha YZ en 125 centímetros cúbicos, un nuevo salto para un joven sin miedo a nada. Holanda y Bélgica podrían ser sus paradas en un futuro muy próximo.

-Acaba de comenzar la temporada. ¿Cuál es el objetivo?

-Hice mi primera carrera en Geria a principios de mes. Terminé sexto, a pesar de que debutaba con la moto nueva. El objetivo para este año es progresar poco a poco, dándole caña, pero sin presión. A mayores de la participación en el Campeonato de España, también iré al portugués, así como a alguna prueba de supercrós y a otras en Asturias y Castilla y León.

-¿Cambia mucho el supercrós?

-Son circuitos más pequeños, con más saltos y menos rectas. Las curvas son muy cerradas, por lo que necesitas técnica para enlazar bien los saltos y no dejar de ser veloz en las curvas.

-Ya que este curso toca cogerle el toque a la nueva moto ¿Cuáles son los retos de cara al futuro?

-Mi sueño es quedar campeón de España en mi categoría. Todavía tengo dos años por delante y me toca pelear mucho. En mi último año en esta modalidad quiero estar entre los diez mejores, y a ser posible ganarles.

-¿Cómo se ve con la nueva moto?

-La verdad es que hay feeling. En esta última carrera estuve delante con los de 125 c. c. En los entrenamientos el ritmo es muy similar. Me gusta mucho la moto, tiene un gran pase por curva y en los saltos es muy fiable.

-Al contrario que otros deportes, este requiere grandes desplazamientos ¿Qué tal se lleva?

-Muy bien, ya que a mí me toca dormir en el camino [ríe]. La verdad es que para mi padre es más pesado, porque es el quien conduce y además ejerce de mecánico y de mánager. Yo a mayores tengo que ir al gimnasio para coger más resistencia, así como ir a clase y trabajar en la moto.

-¿Qué tal compagina los estudios con el deporte?

-Voy bien. Si no rindo en clase, el motocrós se corta. Ahora, en 125 c. c. muchos chavales son casi profesionales, por lo que necesito entrenar más. Queremos hacerlo dos días entre semana, así como sábados y domingos. Cuando termine el curso será algo más fácil. Normalmente es cuando aumento un poco el nivel. Tengo que ir de menos a más.

-Cuenta con la ayuda de varios patrocinadores.

-Tengo la fortuna de contar con el apoyo de Ángel Leirós, de Ricky´s Pro Action, del Concello de Ribeira y de empresas de la comarca que nos permiten seguir compitiendo.

-¿Dónde está la clave para llegar a profesional?

-En dar el salto a Europa y competir en Bélgica o Holanda. Allí están los mejores y eso te permite aumentar el nivel. España es un país que, compitas donde compitas, siempre tendrás buenos rivales. Así que no hay queja.

-¿Te ves en Europa?

-Me gustaría poder acudir. Si no es este año, para el próximo o dentro de dos. Lo importante es trabajar, ser constante. Este es un deporte muy sufrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Toño Sampedro: «Sueño con ser campeón de España»