Es posible recuperar la identidad urbana

La Fundación RIA centra en Palmeira un estudio para recuperar social y comercialmente las travesías


ribeira / la voz

En las colecciones de fotos antiguas de los pueblos de Arousa norte, tanto privadas como públicas, abundan imágenes de la vieja carretera comarcal que enlaza Ribeira con Padrón, y viceversa, a su paso por los núcleos más poblados, en las que llaman la atención detalles y secuencias hoy inexistentes. Por un lado, la vida social que atesoraban, con vecinos paseando, conversando, no en vano eran las calles principales -en Boiro, así se denomina actualmente- a los pies de las que se situaba la actividad comercial y hostelera; por otro, la abundancia de verde a ambas márgenes, con árboles, setos y campo; y, el tercero, la escasez de vehículos -estos sí, en discordia-. Precisamente, estos últimos, su tráfico, influyeron sobremanera para que los dos anteriores pasasen a ser prácticamente testimoniales, y las travesías son un abandonado recuerdo herido por el paso del tiempo.

Después de años de olvido, al margen de actuaciones puntuales en la AC-305 a su paso por los distintos núcleos, la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI) decidió encargar un estudio a la Fundación Rede de Innovación Arousa (RIA), consistente en la elaboración de una diagnosis y una propuesta de actuación para recuperar la identidad urbana de la carretera, señalando a Palmeira como el lugar idóneo para hacer el que se puede considerar proyecto piloto con vocación de extender a otras travesías similares.

Cinco meses

Los técnicos de la Fundación RIA, entidad financiada íntegramente por el reconocido arquitecto David Chipperfield y con sede en Ribeira, se pusieron manos a la obra, contando con el apoyo de la oficina David Chipperfield Architects de Londres. Por espacio de cinco meses, desarrollaron un exhaustivo y minucioso trabajo de campo en el que no dejaron nada al azar, chequeando y mapeando desde la configuración urbana del núcleo palmeirense, hasta los recintos e inmuebles más concurridos, y, sobre todo, la seguridad.

Después de esa investigación, el equipo llegó a la misma conclusión que la AXI: la necesidad de impulsar un proyecto de mejora urbana para recuperar los cerca de dos kilómetros de la travesía y, lo que es más importante, incrementar la seguridad, una vez que se constató un dato alarmante: que en los últimos cinco años se registraron 24 accidentes de tráfico en el tramo estudiado, en los que hubo cinco heridos graves y un fallecido; que cada día es necesaria la presencia de un policía local que regule el tráfico en los horarios de entrada y salida del colegio, y que la curva de A Taravela cuenta con una barrera de hormigón para proteger a los peatones.

Causante de la degradación

No cabe duda de que la degradación de la travesía está directamente relacionada con el tráfico, a pesar de que este tiene limitada la velocidad a 50 kilómetros por hora, y teniendo en cuenta que hay una alternativa al tránsito de vehículos, como es la autovía de Barbanza -AG-11-, una de las soluciones que la Fundación RIA propone en su trabajo es la minoración de la velocidad a 30 kilómetros por hora, pero incorporando una serie de elementos que favorecen que el conductor levante el pie del acelerador, como la reducción del ancho de carril, la introducción de una franja verde permeable y adaptable, el refuerzo de las conexiones transversales que den prioridad al peatón y la habilitación de aparcamientos disuasorios, entre otros.

A pesar de lo que pudiera parecer, reducir la velocidad en 20 kilómetros hora solo supondría a los conductores menos de dos minutos más atravesar el núcleo de Palmeira. Y de acuerdo con el proyecto que la fundación ha presentado tanto a la AXI como al Concello de Ribeira, los residentes recuperarían a cambio un espacio dotado de arbolado, de zonas de plataforma única adoquinadas, de mobiliario urbano y liberado de elementos como la barrera de hormigón y cruces seguros de un lado al otro de núcleo separado por la AC-305.

Todo ello incluso podría favorecer la recuperación comercial de la calle, ya que, por ejemplo, los bajos que están en la curva de A Taravela son prácticamente inservibles porque la barrera de protección hace a su vez de muro para estos locales.

Fase de información a todas las entidades

Tanto la AXI como el Concello de Ribeira están interesados en impulsar la redacción del proyecto, basándose en las conclusiones de la Fundación RIA, que actuó por encargo de la entidad adscrita a la Xunta de Galicia. Tras la firma de un convenio entre ambas administraciones y la elaboración de los pliegos, saldrá a licitación en unos meses, no obstante, por parte de la fundación se está desarrollando una labor informativa entre todas las entidades de Palmeira que lo soliciten.

Fuentes de la entidad enfatizaron su interés en explicar la propuesta a los vecinos y se ponen a disposición de los colectivos para resolver todas las dudas que surjan. En este sentido, anuncian que próximamente se realizará una presentación pública en la parroquia.

El coordinador de la Fundación Rede de Innovación Arousa (RIA), el arquitecto Manuel Rodríguez López, explicó que la propuesta «tiene como objetivo reconectar un núcleo tradicional del municipio como es Palmeira, dividido en dos por la carretera. Se pretende recuperar el carácter social de la calle y fortalecer la identidad urbana del lugar, así como fomentar la actividad en las plantas bajas con la mejora y generación de un espacio público de calidad».

Para facilitar la comprensión del proyecto, el estudio de la Fundación incorpora simulaciones infográficas que, sin duda, confirman un cambio radical en el aspecto de la travesía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Es posible recuperar la identidad urbana