Los tributos locales seguirán sin subir y habrá nuevas bonificaciones

Las deducciones en el IBI se ampliarán, así como las del impuesto de vehículos


RIBEIRA / la voz

El último trimestre del año es la etapa en la que deben aprobarse los presupuestos, así como las tasas e impuestos locales del próximo ejercicio. La primera obligación suelen saltársela la práctica totalidad de los concellos de la comarca, pero la relativa a los tributos la cumplen porque, entre otras cosas, de su cobro a los ciudadanos depende una parte fundamental de su financiación. Por sexto año consecutivo, los ayuntamientos apuestan por la congelación. Todos los dirigentes municipales coinciden en destacar que buscan ingresos por vías distintas a las de gravar las economías de los ciudadanos y explican que las medidas adoptadas hasta ahora, como extremar el control de quienes no cumplían con sus obligaciones, les está dando buenos resultados.

Pero, además, las áreas de economía e intervención de buena parte de las Administraciones locales barbanzanas estudian, por mandato de los gobernantes, la aplicación de nuevas bonificaciones para ampliar el espectro de beneficiarios en el 2019.

El alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, explica que se está analizando que otras ventajas pueden aplicarse sin que ello afecte a la economía municipal. Inicialmente se prevé otra bajada en el impuesto de circulación. Este año se redujo un 3 %, con lo que está en los niveles de hace más de un lustro: «Estamos viendo el margen de maniobra que tenemos, porque en el 2017 hicimos importantes deducciones».

Por su parte, el rianxeiro Adolfo Muíños indica que los técnicos evalúan aplicar descuentos en los recibos para vehículos híbridos o eléctricos: «Para adecuarnos aos novos tempos e favorecer aos veciños que se decantan por estes automóbiles máis respectuosos co medio ambiente».

Instalaciones públicas

Entre otras medidas, el noiés Santiago Freire explica que la intención es ampliar las bonificaciones por la utilización de instalaciones públicas.

Su homóloga lousamiana, Teresa Villaverde, apuesta por la gratuidad de las actividades dirigidas a los mayores de 65 años.

En el caso de Porto do Son, el mandatario, Luis Oujo, comenta que las principales medidas de apoyo van en dos direcciones: «Establecer un bono social ou unha axuda para o pago do recibo da auga e conxelar o incremento dos últimos anos na recollida do lixo». Indica que la primera propuesta surge del área de Servizos Sociais, al constatar que familias con escasos recursos tienen dificultades para costear el suministro.

Sin embargo, el gran caballo de batalla de todas las Administraciones locales es el recibo del IBI. Desde que comenzó el proceso de regularización catastral impulsado por Hacienda, los concellos han rebajado el coeficiente. El rianxeiro Adolfo Muíños precisa que su objetivo es aprobar una nueva reducción, como se ha venido haciendo en los últimos ejercicios.

Tanto Mazaricos como Lousame han aprobado ya bonificaciones del 95 % para las explotaciones agrícolas y ganaderas, especialmente perjudicadas por la obligación de pagar a partir de ahora por galpones y cobertizos. En el caso mazaricano, la medida también afecta a los establecimientos comerciales, que tendrán una deducción del 50 %.

Por su parte, el noiés Santiago Freire apunta que el ejecutivo también estudia medidas para paliar los efectos que puede tener la actualización de datos por parte del Catastro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los tributos locales seguirán sin subir y habrá nuevas bonificaciones