La feria Artemar despierta los sentidos

Aunque la afluencia aflojó por la tarde, durante la mañana las calles de Ribeira estuvieron abarrotadas


Ribeira / La Voz

Da igual cuántas ediciones se hayan celebrado ya y que, en esencia, la oferta de Artemar se mantenga prácticamente invariable verano tras verano, porque la feria de artesanía ribeirense siempre consigue despertar los sentidos de cuantos la visita y atraer a centenares de personas que recorren sus puestos en busca de una pieza de artesanía, o que simplemente curiosean entre artículos de cuero, jabones o juguetes de metal y madera.

Un paseo entre los más de cien puestos que ocupan las principales arterias peatonales de la ciudad ponen en alerta todos los sentidos. El colorido de los puestos en los que se oferta ropa y complementos, las fotografías de paisajes fácilmente reconocibles y el brillo de las piedras naturales que los artesanos utilizan en sus joyas saltan a la vista; los sacos de semillas, las telas y la madera de algunas de las obras de arte que se exhiben en la feria estimulan el tacto; el olfato despierta con el olor de jabones y ambientadores, del cuero, de las especies, de las plantas para infusiones y de quesos y pimentones; y los múltiples puestos de comida, en los que no faltan ni el churrasco ni las pizzas ni los dulces, activan las papilas gustativas.

Así que Artemar es, sobre todo, un escaparate para los sentidos, una oferta más que suficiente para atraer a un público fiel a la cita y a nuevos visitantes, como pudo comprobarse ayer por la mañana.

Tren turístico

Aunque por la tarde la afluencia a la feria se redujo debido, principalmente, a las elevadas temperaturas, por la mañana Ribeira era un hervidero. Las calles en las que están instalados los puestos de artesanía, sobre todo la rúa Galicia, estaban completamente abarrotadas y en algunos tramos incluso era necesario abrirse camino entre el gentío para poder avanzar.

También el Expreso da Atlántida, el tren turístico que recorre Santa Uxía estos días, vivió una jornada ajetreada y en su parada se concentraban pequeños y mayores aguardando su llegada.

A todo ello se sumaron los continuos espectáculos callejeros, algunos, los dirigidos a los niños, con mensajes tan edificantes como el respeto a la diversidad y la tolerancia. Quienes todavía no hayan tenido ocasión de recorrerla, Artemar cerrará sus puertas esta noche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La feria Artemar despierta los sentidos