Ribeira y Muros ondearon la bandera gallega en aguas de Baiona

Samertoloume fue el vencedor de una máxima categoría en la que Rianxo firmó el octavo puesto


Ribeira / La Voz

Durante el estreno de la Liga B, en la primera regata disputada en las aguas viguesas de Baiona, el dominio de las traineras del norte fue absoluto con Muros marcando el paso ante los crucenses, y los de Perillo. En la categoría femenina, Ribeira demostró su potencial sacando un margen de 10 segundos a las de Cabo da Cruz, dos tripulaciones que estuvieron muy por delante del tercer puesto firmado, también, por trainera de Perillo.

«Pese a levar solo catro días de adestramentos soubemos salvar esta regata», destacó el técnico de las ribeirenses, Suso Silva, que tras su habitual prudencia a la hora de valorar no tardó en felicitar a las remeras para añadir: «Queda moito camiño por percorrer, pero gañar unha bandeira na primeira regata da liga axuda a levar o traballo que nos vén por diante dunha forma máis levadía». Lo cierto es que Ribeira, así como las crucenses de Javier Lago, partía como favorita en muchas de las quinielas.

Por otra parte, es necesario destacar el meritorio octavo puesto que logró la embarcación rianxeira en la Liga Galega A, con un tiempo de 19 minutos, 32 segundos y 38 centésimas.

Primera autonómica

Dani Pérez, el entrenador de Meira, le concedía mucha importancia al estreno y su plantel no falló. Samertolameu comenzó marcando el paso con un triunfo inapelable en aguas de Baiona en una regata inédita que servía de pistoletazo de salida para una nueva temporada en la LGT. Los de Moaña le sacaron cinco segundos a Ares, que con una nueva trainera regresan a casa con la intención de volver cuanto antes la a ACT, el mismo objetivo de A Terca.

Meira partió en la tercera tanda de la Liga 1 y salvo en el largo inicial, en donde Bueu le mantuvo el tipo hasta la ciaboga, enseguida comenzó a marcar diferencias para acabar con 30 segundos de margen sobre su principal perseguidor. A Pobra, que el curso pasado le mantuvo el pulso y que con todo merecimiento entró en el playoff de ascenso, no comenzó con buen pie y quedó relegada a las primeras de cambio hasta ocupar la novena posición en la general.

Ares fue la gran dominadora de la primera tanda en una especie de contrarreloj que no le sirvió para ganar la bandera mientras que Mera fue la sorpresa más agradable del primer día al hacerse con el cuarto puesto, algo inédito para un equipo debutante en la máxima categoría gallega.

En el furgón de cola aparecen dos embarcaciones viguesas: Chapela cerró la clasificación y Coruxo fue antepenúltimo. Los dos tienen asumido que les espera un año muy duro para lograr la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ribeira y Muros ondearon la bandera gallega en aguas de Baiona