Aguiño pasó a ser una parroquia

Francisco Lorenzo Mariño fue el primer sacerdote que ocupó la plaza de párroco


El 9 de mayo de 1959, el cardenal Quiroga Palacios firmaba el decreto que convertía a la localidad de Aguiño en una parroquia. Poco después se sacaba a concurso la plaza de cura párroco, que era ocupada por Francisco Lorenzo Mariño. Por aquel entonces, los oficios religiosos tenían lugar en un edificio alquilado, de unos 50 metros, que los vecinos conocían con el nombre de Capilla do Tío Xusto. De hecho, los terrenos para la construcción de la iglesia no fueron adquiridos hasta 1960 y el templo entraba en funcionamiento siete años después.

Francisco Lorenzo dirigió personalmente la decoración del edificio religioso. Él es el autor de los dibujos que decoran sus paredes. En esta labor, el sacerdote tuvo en cuenta las particularidades de Aguiño: «Para un pobo mariñeiro, unha decoración mariñeira», comentaba el párroco tal día como hoy de 1994, coincidiendo con el 35 aniversario de la fundación de la parroquia.

Cuerdas en la cruz de Cristo y un timón en el atril de las lecturas son algunos de los motivos que eligió el cura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Aguiño pasó a ser una parroquia