Los cuñados del Chicle vuelven a tumbar su coartada

Declaran ante el juez de Ribeira que no estaban con él la noche del crimen. También han acudido al juzgado como testigos los jóvenes que auxiliaron a la joven abordada por Abuín el día 25

Los cuñados del Chicle vuelven a tumbar su coartada ante el juez Aseguran que no estaban con él la noche del crimen. También han declarado los jóvenes que auxiliaron a la chica abordada el día 25 en Boiro

Ribeira / La Voz

Los cuñados del supuesto autor de la muerte de Diana Quer, Enrique Abuín Gey, el Chicle, han prestado declaración esta mañana ante el juzgado que investiga el caso en Ribeira. Y han confirmado ante el juez lo que ya dijeron hace unos días a la Guardia Civil, que no estuvieron con él la noche en la que desapareció la joven madrileña. 

Esta declaración, unida a la realizada ayer por Rosario Rodríguez, mujer del detenido, deja al Chicle sin las coartadas que en su día le permitieron soslayar las pesquisas de los agentes. 

Los cuñados de Abuín mantienen la misma situación procesal que tenían hasta ahora: siguen siendo testigos del caso Diana Quer

El Juzgado de Instrucción nº2 de Ribeira también ha tomado este viernes declaración, en calidad de testigos, a los dos jóvenes que auxiliaron a la víctima de los hechos sucedidos el día 25 de diciembre en Boiro. 

El Chicle contó a varios amigos que sabía el paradero de Diana Quer

MARTA GÓMEZ
Pintadas en la casa de el Chicle: «Estás morto» En la vivienda del presunto autor de la muerte de Diana y de su mujer han aparecido mensajes amenazantes, escritos con pintura blanca. «Asesinos», «Chikilín estás morto», o «Cómplice» son los lemas que pueden leerse en la fachada

La fama de mentiroso y fanfarrón en su entorno hizo que nadie le creyera

El perfil de José Enrique Abuín Gey, el Chicle, en su entorno contrasta con el que ofrecieron los mandos de la Guardia Civil cuando, el miércoles, destriparon la investigación que desencadenó la detención del barbanzano y su posterior confesión. Eso sí, coinciden en que se trata de un individuo «trapalleiro», tanto que, como en la fábula del pastor mentiroso, ni siquiera se le creyó cuando dijo a alguno de sus amigos que sabía dónde se encontraba el cadáver de Diana Quer.

La relación del Chicle con ciertas actividades ilícitas, como el furtivismo e incluso el trapicheo de drogas, no era un secreto en Rianxo. Entre sus vecinos y allegados no ocultan que no les hubiera sorprendido una nueva detención de Enrique por asuntos de ese tipo, «pero de andar á roubacha a matar a unha persoa... Ninguén pensaba tal cousa». Esta afirmación la reiteran conocidos y familiares. De hecho, él mismo iba contando por ahí sus fechorías, fueran ciertas o no: «É un farfallán, non lle crías nada, poñíase a falar dos seus trapicheos, de que movía un quilo de droga por aquí, outro por alá, que tiña na casa unha chea de cartos...». Uno de ellos recuerda como en alguna ocasión el Chicle fanfarroneó con que sabía dónde estaba Diana Quer: «Pero é que el é tan mentireiro, bota tanto por fóra, que xa non lle crías nada».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los cuñados del Chicle vuelven a tumbar su coartada