La despedida de un docente de matrícula

Ramón Triñanes, el alma del CPR Bayón, se jubila del cargo de profesor tras 40 años educando a miles de alumnos ribeirenses


Durante el mes de marzo, la Confederación Española de Centros de Enseñanza entregó su premio a la excelencia educativa al ribeirense CPR Bayón, un galardón que solo reciben aquellos colegios e institutos de más de 60 años de trayectoria que hayan apostado por una educación en valores, una formación integral y una adaptación a la conciliación familiar y las nuevas tecnologías. No existen mejores manos para recibir la distinción que las de Ramón Triñanes Lustres (Cespón, 1952), su director pedagógico desde hace 23 años y artífice de cumplir todos esos requisitos.

En aquella ceremonia de entrega, un viejo conocido del boirense le esperaba para acercarse a abrazarle, tal y como si fuesen familiares. Se trataba de Enrique Otero, el titular del colegio estradense Nuestra Señora de Lourdes. Aquel centro fue la primera parada educativa de Ramón Triñanes, que ahora se jubila del cargo de docente, tras cuatro décadas guiando y enseñando a innumerables estudiantes.

«Aínda que é presente, este premio non se refire só a el. Quero agradecerllo ao fundador Carlos García Bayón, á refundadora Dolores Ares Prego, a todos os colaboradores e, por suposto, á confianza depositada por cada pai e nai», destacó humildemente la mente que está detrás de un colegio con 71 años de historia.

Los inicios

Antes de cumplir su sueño de ponerse delante de una pizarra, Ramón Triñanes había trabajado en la industria e incluso durante un tiempo como comercial. Aunque solo pasó un año en el centro de A Estrada, aquel trabajo reafirmó su intención de ser profesor, un camino que comenzó su recorrido en 1978 cuando entró en el colegio Bayón como docente de Ciencias. A pesar de que ha impartido clases en muchas otras asignaturas, su materia predilecta siempre ha sido y será la de matemáticas.

Puede decirse que el director del Bayón creció con el centro, ya que nadie ha conocido mejor su gran evolución. «A ensinanza mudou moitísimo, tanto no aspecto didáctico e pedagóxico como nos recursos técnicos e académicos», relató Triñanes, señalando el punto de inflexión en 1995, puesto que «aquel ano simbolizou un reto importante, para adaptarnos á Loxse tivemos que construír un novo centro e seleccionar a máis docentes».

Y es que el cambio de legislación derivó en la necesidad de contar con trabajadores licenciados, ya que antes no impartían clase a mayores de 14 años. Aquel momento supuso un salto cualitativo gigantesco, al trasladar el viejo colegio a su actual localización en el barrio de Cubeliños. Las aulas pasaron de estar integradas por 45 alumnos a 25 -derivándose en una educación cercana e individualizada- y consiguiendo la biblioteca, el comedor y los laboratorios de ciencias y artes plásticas. Además, el Bayón dejaba de ser una empresa unipersonal para que todos los profesionales tuviesen una participación en ella.

Otra forma de educar

Los tiempos han cambiado y aunque ahora en el segundo hogar de Ramón Triñanes haya tabletas, pizarras electrónicas y los maestros dominen las nuevas tecnologías, de lo que él está orgulloso es de lo que distingue a este centro: «Somos un colexio familiar e humilde, no que intentamos dar unha educación completa e por iso sempre impulsamos un amplo abano de actividades extraescolares».

De esta forma, el CPR Bayón siempre ha destacado por ofertar talleres de expresión corporal y psicomotricidad, teatro, taekuondo, multideporte, pero también lecciones de guitarra, ballet o canto coral. Ese ha sido siempre el deseo del que tantas generaciones conocieron como don Ramón, darles la posibilidad a los jóvenes de disfrutar de una educación distinta, con proyectos pioneros como el Andatón, por el que los alumnos recorren todos los espacios naturales de Ribeira y pernoctan en el colegio.

«Non somos nin mellores nin peores, tan só diferentes», confesó el ahora solo director del Bayón de la esencia del centro. Pues ojalá todos fueran diferentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Tags

La despedida de un docente de matrícula