La lucha contra la precariedad laboral unió a los trabajadores en Ribeira

La CIG movilizó a 150 personas, que exigieron la recuperación de los derechos perdidos


Ribeira / La Voz

Sonaron ayer los acordes de La internacional en Ribeira. Como un canto de sirena, la canción icono del movimiento obrero aglutinó en la plaza del Concello a decenas de trabajadores, que pusieron su grito en el cielo para dejar claro que su batalla pasa por terminar con la precariedad laboral. La manifestación, organizada por la CIG, rondó las 150 personas, tal y como apuntaron desde el propio sindicato.

«O noso lema é a recuperación dos nosos dereitos. Os traballadores deben recuperar a confianza no sindicalismo para rexeitar as medidas neoliberais», apuntó el dirigente de la CIG en la zona, Xan García, quien reconoció que «a nosa obrigación é loitar contra as reformas laborais. Ademais de pedir a derrogación da lei mordaza e un reparto equitativo da riqueza. Non ten sentido que as rendas do capital aumenten cando os salarios seguen baixando».

Fue tras las palabras del sindicalista cuando la comitiva, que se agrupó junto al mercado municipal, emprendió un camino que recorrió las principales vías de Ribeira. Tras subir la calle Canarias hasta la avenida Miguel Rodríguez Bautista, el grupo bajó por Rosalía de Castro para terminar su recorrido en la plaza del Concello.

En la marcha, que contó con personas de todas las edades, no faltaron proclamas contra el sistema establecido. «Reforma laboral, terrorismo empresarial» y «A CIG na rúa, a loita continúa», fueron algunas de las frases que se jalearon durante el recorrido.

La emigración

En la manifestación no faltaron palabras para los 120.000 gallegos que se han marchado desde el inicio de la crisis. La responsable comarcal de Galiza Nova, Elvira Blanco, recordó a la gente joven que ha tenido que coger las maletas: «Estamos aquí para reclamar un emprego digno que remate coa lacra da emigración. Con Feijoo no goberno xa marcharon máis de 100.000 persoas. É o momento de crear traballo de calidade e deixarse das bolsas de emprego que só valen para aproveitarse da xente nova».

También se recordó la lucha dentro de la educación pública. El edil ribeirense y representante de la CIG-Ensino, Antón Parada, reclamó «a anulación do trilingüismo e a posta en marcha dun decreto educativo que teña en conta a Galicia e a lingua galega». El barbanzano apuntó además que los recortes sufridos deben revertirse: «Hai que deixar de enviar fondos públicos cara a educación privada. Estase abandonando a educación de todos».

Una vez terminada la marcha, el propio Xan García pidió a los presentes que sigan peleando para recuperar los derechos perdidos durante la crisis. Fue ahí cuando le cedió el testigo a Juanjo García, estibador en los muelles de Ribeira y A Pobra, que recordó que gracias a la lucha ellos han conseguido sumar nuevos derechos. Como colofón, las notas del himno gallego pusieron el punto final a la manifestación del Día Internacional del Trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La lucha contra la precariedad laboral unió a los trabajadores en Ribeira