Solo dos de cada diez melanomas detectados se tratan por vía urgente

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro RIBEIRA / LA VOZ

RIBEIRA

El 80% de los pacientes afectados entran en lista de espera innecesariamente

30 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace dos años que se implantó en el Hospital do Barbanza la vía rápida para la detección de melanomas, un protocolo de asistencia sanitaria que permite evitar toda la lista de espera y acceder directamente a una consulta con el especialista cuando en el médico de cabecera o en urgencias hay una sospecha de que el paciente pueda tener cáncer. Su finalidad es tratar, cuanto antes, los tumores. Sin embargo, actualmente solo una mínima parte de los melanomas (apenas un 20%) son atendidos por este mecanismo, un arma eficaz que el área de gestión sanitaria de Santiago ?a la que pertenece Barbanza? quiere potenciar para conseguir que en un futuro sea el cauce principal por el cual se gestione el cáncer de piel. El objetivo, que por este procedimiento lleguen el 75% de los casos para poder cogerlos lo antes posible.

Otro problema añadido es que no se está afinando todo lo que se debería, afirman Sabela Rodríguez Blanco y Luis Casas Fernández, los dos facultativos especialistas que se ocupan del área de dermatología en el centro de Oleiros. «Hay cierta confusión en atención primaria y muchas veces por la vía rápida nos mandan todo tipo de cosas», explica la dermatóloga, mientras que la mayoría de las lesiones melanocíticas que sí deberían haberse tratado por este filtro, no lo hacen. «Así como todo el mundo entiende lo que es una vía rápida de mama, probablemente los médicos de cabecera no tengan muy claro la de melanomas, porque no puede ser que por vía ordinaria nos sigan llegando todos los días nevus sospechosos, que a lo mejor llevan esperando cuatro meses sin necesidad», añade la especialista.

Operaciones en tiempo récord

De este modo, de los 16 pacientes que durante el primer semestre del 2016 accedieron a la vía rápida para melanomas en el área sanitaria, 6 correspondían al hospital barbanzano (uno por mes, de media), de los cuales solo un caso fue confirmado. «La vía rápida teóricamente está bien pensada pero, como todo mecanismo, solo funciona si se utiliza bien», destaca Casas, quien lleva ejerciendo en el comarcal desde su apertura. «El paciente aquí, en una o dos semanas como mucho está operado, cuando el criterio general es que las cirugías de melanoma se hagan antes de un mes», continúa.