Unas vallas que impiden el acceso rodado siembran la discordia en Frións

M. Gómez Ribeira / La Voz

RIBEIRA

Todas las vías de acceso a la plaza de Aldea Vella están cortadas desde hace días.
Todas las vías de acceso a la plaza de Aldea Vella están cortadas desde hace días. Marcos Creo

«Levamos mes e medio sen poder pasar cos coches para a casa», se quejaba un vecino

01 abr 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace unas semanas, el Concello de Ribeira comenzó a ejecutar unas obras de pavimentación con piedra y hormigón en el núcleo de Aldea Vella, en Frións. La obra, llamada a acondicionar ese entorno, no tuvo mal acogida entre los vecinos, sin embargo, en los últimos días, la discordia se ha instalado en los residentes porque las vallas que impiden el acceso rodado a las viviendas siguen instaladas pese a que hace días que los obreros abandonaron la zona.

«Levamos mes e medio sen poder pasar cos coches para a casa», se quejaba un vecino, que además tiene dificultades de movilidad. El hombre indicaba que en el núcleo de Aldea Vella residen muchas personas mayores «que non poden andar» y explicaba que las obras de pavimentación concluyeron el pasado día 24 «e aínda temos todas as vallas aquí ancladas ao chan».

Fuentes municipales explicaron que se impidió el acceso rodado durante tanto tiempo por exigencias técnicas y que hoy mismo se reabrirá al tráfico.