Ribeira y Muros dan nuevos pasos para regularizar núcleos afectados por la Ley de Costas

Remitieron sendos informes a Medio Ambiente para reducir la línea de servidumbre de protección en ocho áreas de litoral

j. sande
ribeira / la voz

El largo proceso para la regularización de viviendas que están fuera de ordenación porque se construyeron en núcleos de litoral que resultaron afectados por la Ley de Costas de 1988 continúa moviéndose en el enjambre administrativo y, en los últimos días, los concellos de Muros y Ribeira han dado pasos para conseguir que este histórico problema quede resuelto y, los vecinos afectados, liberados.

La puerta para la regularización de los inmuebles afectados, unos 1.400 en toda la comarca, se abrió a finales del 2013 con la reforma de la Ley de Costas. En septiembre de ese año, los ayuntamientos implicados tuvieron que remitir informes a Medio Ambiente especificando los lugares y el número de construcciones, públicas o privadas, incluidas en la franja de protección de 100 metros que pretende rebajarse a 20. En los últimos días, las Administraciones locales de Ribeira y Muros han enviado documentación complementaria al ministerio.

Los nuevos expedientes requeridos por el organismo estatal tienen por objeto la emisión de un informe favorable para reducir la zona de servidumbre.

Viviendas afectadas

En el caso de Ribeira, según la documentación emitida cuando se inició el proceso, las viviendas incluidas en el deslinde de dominio público ascienden a 400 y, en Muros, la cifra se eleva hasta las 814. Por lo respecta al término muradano, durante todo el mandato se han dado pasos para regularizar la situación de las áreas afectadas porque, además de propiedades particulares hay edificios y espacios públicos.

Hace unas semanas, técnicos municipales se reunieron con responsables de Urbanismo para abordar esta cuestión y, el pasado martes, el Concello, según comentó ayer la alcaldesa, volvió a mandar nueva documentación a Medio Ambiente. Incluso, el pleno aprobó hace meses una solicitud para que se desafectase parte de la franja litoral de Esteiro en la que se emplazan recintos deportivos. La regidora, Caridad González, confía en que, finalmente, se autorice la reducción del deslinde.

También se muestra esperanzado el gobierno ribeirense, dado que, bajo su punto de vista, se cumplen los criterios marcados por la Administración estatal. Es decir, que cuando entró en vigor la Ley de Costas de 1988 los núcleos afectados contaban con servicios de acceso rodado, abastecimiento de agua, suministro de energía y sistemas de eliminación de emisiones residuales. Además, se encontraban en áreas consolidadas por la edificación.

En el caso de Ribeira, además, es conocida la legendaria batalla mantenida por los vecinos del núcleo de Os Areeiros, que protagonizaron todo tipo de acciones con el propósito de conseguir que sus edificaciones fueran excluidas de la zona de servidumbre. Ahora puede ser el momento definitivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Ribeira y Muros dan nuevos pasos para regularizar núcleos afectados por la Ley de Costas