La oferta de plazas de educación infantil crece con una nueva escuela en Rianxo

Marta Gómez Regenjo
M. Gómez RIBEIRA / LA VOZ

RIANXO

CARMELA QUEIJEIRO

Begoña Tubío ha logrado una autorización excepcional para convertir su ludoteca en un nuevo centro con espacio para 29 niños de 0 a 3 años

26 mar 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

La escuela infantil de la Galiña Azul de Rianxo es una de las siete de la comarca que comenzaron el curso con todas sus plazas llenas, y más de una docena de chiquillos se quedaron en lista de espera en septiembre. Que esto ocurra no es nuevo y la falta de espacio en el centro público supone un problema para muchas familias, que se ven obligadas a buscar alternativas. Ahora lo tendrán más fácil porque la oferta va aumentar con la puesta en servicio de una nueva escuela infantil con capacidad para 29 críos de 0 a 3 años.

Detrás de este proyecto está Begoña Tubío, con más de una década de experiencia trabajando con niños en su ludoteca Agarimo, que en su momento vino a suplir las carencias de servicios para los más pequeños más allá del horario lectivo y que ahora da un paso más para acoger también a bebés de menos de 2 años, algo que hasta ahora no podía hacer. Falta que le envíen la confirmación definitiva, pero la autorización de la Xunta ya es firme: «Estaba esperando el permiso como un ciego por la vista», dice entre risas.

El camino para llegar a este punto no ha sido fácil, tampoco lo han sido los últimos años: «Después del covid, con lo mal que se pasó, con la ludoteca seis meses cerrada y luego abriendo y cerrando por positivos... Pero ahí seguí, y entendí que tenía que moverme yo para conseguir algo». Con esa determinación, Begoña contactó con la Consellería de Política Social para intentar conseguir la autorización para funcionar como escuela infantil. Después de varias reuniones, presentar un proyecto y realizar reformas en su establecimiento para adaptarlo a las necesidades de una instalación de estas características, por fin está todo listo para recibir a los primeros bebés.

Convocatoria excepcional

En este camino, se muestra muy agradecida a quienes la han apoyado, sobre todo a «todas las familias que siguen confiando en mí, y en especial a Javi, un amigo que me ayudó en la reforma del centro». No se olvida tampoco del trato recibido por parte de la consellería, no en vano, la autorización que le han concedido es excepcional, son muy pocos los casos en los que una ludoteca recibe luz verde para convertirse en escuela.

Cumple, eso sí, con todas las exigencias de la Administración para atender a pequeños, la única salvedad con respecto a una escuela infantil al uso es el número de aulas. En su caso son tres, dos en las que se agrupan los niños de 0 a 2 años, otra de 2 a 3 anos y la tercera de usos múltiples para realizar actividades diversas. En total, serán 29 nuevas plazas las que estarán a disposición de los rianxeiros.

A partir del próximo curso, esas plazas serán gratuitas, al igual que en todos los centros públicos y privados de Galicia, ya que es la Xunta la que asume ese gasto. Explica Begoña que, aunque su escuela estará operativa antes, para que sea gratis para las familias habrá que esperar a septiembre porque hasta junio no se abre una nueva convocatoria para solicitarla. Con todo, si el próximo septiembre se repite la lista de espera en la Galiña Azul, las familias contarán con una alternativa más para escolarizar a sus pequeños.

En cuanto al servicio de ludoteca que venía prestando en Agarimo desde hace más de una década, no cambiará, ya que existe lo que se denominan servicios complementarios para mayores de 3 años, que permiten ofertar actividades fuera del horario lectivo para estos niños.

«No ha sido fácil, pero ya está todo listo», concluye Begoña, ilusionada ante esta nueva etapa.