El desprendimiento de unas chapas obligó a cortar el puente de Catoira

RIANXO

Carmela Queijeiro

El tráfico tuvo que interrumpirse en dos ocasiones, la última hacia las cuatro de la tarde y durante unos minutos para retirar parte de los elementos

23 oct 2022 . Actualizado a las 17:59 h.

La borrasca Beatrice también ha tenido consecuencias en el área de Barbanza, la más importante de ellas ha sido el corte del puente de Catoira al desprenderse unas chapas de la senda peatonal en la parte de Rianxo. Poco antes del mediodía, una llamada advirtió al 112 de que se habían soltado unas piezas de la estructura cubierta que permite atravesar a pie el puente que une las márgenes norte y sur de la ría de Arousa. Las planchas metálicas amenazaban con caer sobre la calzada, lo que constituía un peligro para el tráfico rodado. Al lugar fueron movilizados miembros del GES de Padrón y, posteriormente, también acudieron voluntarios de Protección Civil de Rianxo y una patrulla de la Guardia Civil. 

Durante una hora permaneció cortada la circulación, mientras los equipos de emergencia retiraron una de las chapas que estaba colgando y una viga de madera de la estructura. Sin embargo, les resultaba imposible coger la otra  y requirieron la presencia de una autoescalera de los bomberos. Una vez asegurada la zona para garantizar la seguridad de los automovilistas, la Guardia Civil autorizó de nuevo el paso por la vía. A las cuatro de la tarde, cuando la grúa se personó en la zona afectada para sacar las planchas que quedaban, la circulación tuvo que volver a interrumpirse. Sin embargo, en esta ocasión fue solo cuestión de minutos.

Por su parte, la dotación de guardia del parque de bomberos de Boiro tuvo que ir a Noia a retirar unas planchas levantadas por el viento en el lateral de un inmueble emplazado en el malecón de Cadarso. El equipo accedió a la zona con unos arneses y a través del edificio contiguo.

La borrasca también dejó un reguero de árboles caídos. En Ribeira fue preciso retirar uno en la carretera de Corrubedo, concretamente el cruce de Espiñeirido. Por su parte, el GES de Noia eliminó un ejemplar tirado en la AC-308 en dirección a Vilacoba. También fueron movilizados para retirar elementos de la calzada en el núcleo noiés de Albariza y en Valcunqueiro, en Portosín.

Protección Civil de Boiro y GES de Muros también tuvieron una jornada agitada. Estos últimos levantaron arquetas en algunos puntos en los que se registraron pequeñas inundaciones.